@saracarbonero

Beatriz Luengo nos ha hecho llorar con un emotivo mensaje a Sara Carbonero a través de Instagram

La artista reconoce su admiración por la periodista con unas palabras preciosas.

Woman.es

Hay días en los que, por sorpresa, de repente, cuando menos te lo esperas, Instagram deja a un lado su cara más artificial y aparece esa esencia que lleva dentro esta red social: conectar almas a través de sus vidas.

Entre todo ese mar de nubes de ficción que hay que saber apartar, Habíamos disfrutado de historias bonitas, muy tiernas algunas, otras emocionantes aunque tristes, todas ellas rebosantes de sensibilidad y humanidad. Y de esto último le sobra a Beatriz Luengo, que le ha dedicado unas preciosas palabras de su puño y letra a Sara Carbonero.

Porque sí, por pura admiración, sin ni siquiera conocerla en persona, tal y como ella misma reconoce en el texto que ha publicado hace unas horas en su perfil oficial junto a una ilustración de Marta Watarme, la artista catalana con la que ha trabajado en sus últimos proyectos musicales y literarios. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El mundo de instagram es como un vecindario donde uno se para en mitad de los edificios, alza la vista y se encuentra millones de ventanas al mundo desde las cuales las personas nos cuentan un instante de su vida y nosotros en esta nueva forma de comunicación nos hacemos amigos virtuales, vecinos entregados y aliados en la vida del otro. A mi me encanta esta red social, me gusta que en mitad del ruidoso caos de las horas que no me alcanzan para hacer todo lo que tengo que hacer hago una pausa por mi barrio imaginario mientras me tomo un cafecito y me aseguro que mis vecinos están bien, mientras voy descubriendo cómo les ha ido el día, presiono el botón de #slowlife y me centro sobretodo en las cosas que me inspiran. Y una de ellas es @saracarbonero ✨ No la conozco personalmente pero puedo intuir su calma, su latido del corazón acompasado con el sonido de las olas portuguesas, su música española sonando en el salón, su olor a limpio y a pureza, la mano dulce sobre la cabeza de sus hijos, su fortaleza inmensa y los millones de ideas de una mujer brillante que no para de emprender. Ella, una MUSA 2020, fue una de las pioneras y sembró una realidad establecida de que hoy en muchas cadenas de televisión el periodismo deportivo tenga nombre femenino. Ella, la que se fue hasta Senegal para darle visibilidad a los problemas de la infancia y la maternidad de la mano de Unicef, la que le pide a las marcas que no la retoquen con Photoshop porque sería bonito darle más importancia a la naturalidad que a la perfección. Ella tan perfecta por dentro y por fuera se llama Sara y desde el corazón hace tiempo quería dedicarle unas palabras y @martawaterme una preciosa ilustración. Te admiramos❤️

Una publicación compartida de Beatriz Luengo (@beatrizluengo) el

"No la conozco personalmente pero puedo intuir su calma, su latido del corazón acompasado con el sonido de las olas portuguesas, su música española sonando en el salón, su olor a limpio y a pureza, la mano dulce sobre la cabeza de sus hijos, su fortaleza inmensa y los millones de ideas de una mujer brillante que no para de emprender". Así empieza la larga referencia de Luengo a Carbonero después de hacer una exposición, muy bonita también, de por qué a ella sí le gusta Instagram.

Al final de la larga leyenda con la que acompaña la ilustración del rostro de Sara pintado por Watarme, la madrileña remata su dedicatoria ensalzando todavía más la figura de la periodista: "Ella, una MUSA 2020, fue una de las pioneras y sembró una realidad establecida de que hoy en muchas cadenas de televisión el periodismo deportivo tenga nombre femenino. Ella, la que se fue hasta Senegal para darle visibilidad a los problemas de la infancia y la maternidad de la mano de Unicef, la que le pide a las marcas que no la retoquen con Photoshop porque sería bonito darle más importancia a la naturalidad que a la perfección. Ella tan perfecta por dentro y por fuera se llama Sara y desde el corazón hace tiempo quería dedicarle unas palabras y @martawaterme una preciosa ilustración. Te admiramos❤️".

Pocas veces antes habíamos leído algo tan bello y tan lleno de contenido sincero, se puede palpar la profunda admiración que siente por ella en cada una de las líneas del mensaje. Quizá nos pilló en un día especialmente sensible pero a nosotras nos hizo saltar las lágrimas al leerlo, y eso que solo somos meras lectoras. No es de extrañar que la propia haya tardado tan poco en contestarla con el mismo cariño que Beatriz se había dirigido a ella previamente: "La inspiración es mutua, querida @beatrizluengo. Como he dicho antes, no tengo palabras y sí muchas lágrimas de alegría. Más que suerte encontrar personas tan bonitas y mágicas como tú. Eres supergenerosa. 🙏🏻♥️ ", le ha respondido.

Ojalá todos los viernes empezaran con microhistorias tan sensibles y emocionantes como esta.