El estilista de Meghan Markle comparte sus trucos para cortar el pelo, desde dominar bien las puntas hasta no mojarlo nunca. | Getty images

La azafata de vuelo norteamericana que aspira a convertirse en la doble de Meghan Markle

Parecido tiene, no lo negaremos.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Está claro que Meghan Markle se convirtió en una de las 'royals' favoritas incluso antes de pasar por el altar con el príncipe Harry. Nacida en Los Ángeles, la que fuese actriz de Hollywood renunciaba a su carrera como actriz para protagonizar su propio cuento de hadas junto al hijo menor del príncipe Carlos y Diana de Gales. 

Aunque su relación no estuvo exenta de críticas desde el inicio, lo cierto es que Meghan Markle y el príncipe Harry encontraron su camino hacia la libertad renunciando a formar parte de la casa real británica como 'miembros senior'. Una decisión que supuso todo un 'escándalo', pero que la reina Isabel II ha sabido manejar con mucho mano izquierda. 

Así pues, y con los duques de Sussex ya instalados en las colinas de Hollywood tratando de poner un poco en orden la que será su nueva vida, una azafata de Nueva Jersey ha decidido iniciar una carrera como doble de Meghan Markle debido a que los pasajeros de sus vuelos no paraban de decirle que su parecido era asombroso. Y bueno, parecer se le parece, pero ya lo de asombroso...

Su nombre es Christine Primrose Mathis, tiene 32 años y aunque no lo creas ya ha firmado un contrato con una agencia que la ayudará a buscar papeles en los que interpretar a Meghan Markle. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Seeing double with @christineprimrose.

Una publicación compartida de Meghan Markle (@meghanmarkledoubles) el

Una noticia que llega días después de que el palacio de Kensington haya desmentido que Kate Middleton se encuentre sobrepasada por la carga de trabajo que ahora debe asumir tras la renuncia de Meghan Markle y el príncipe Harry. 

 Así se dejaba constancia en un artículo publicado por la revista Tatler en el que se citaban las palabras de una amiga de la duquesa de Cambridge diciendo que estaba "exhausta" y "atrapada" por la carga de trabajo que soportaba tras la salida de los duques de Sussex de la familia real británica como miembros senior. 

Pues bien, en un giro inesperado de los acontecimientos, el propio palacio de Kensington desmentía esta información de manera oficial. "Esta historia contiene una serie de imprecisiones y falsas interpretaciones que no se comunicaron al palacio de Kensington antes de su publicación". 

Un comunicado para desmentir esta información que no suele ser habitual en la manera de proceder de la casa real británica. Es más, la última vez que algo similar ocurrió fue cuando un cirujano estético utilizó en Instagram unas imágenes de la duquesa de Cambridge y el palacio de Kensigton negó que Kate Middleton fuese clienta suya.

Relacionados