Ashley Judd en una foto de archivo. | D. R.

Ashley Judd ingresa en una UCI en Sudáfrica tras sufrir un horrible accidente en la selva congoleña

La actriz se encontraba en Congo buscando un tipo de chimpancé que solo existe en ese país. 

C. H. | Woman.es

La actriz Asley Judd, conocida por sus papeles en 'Heat' junto a Robert de Niro y Al Pacino, o 'Divergent', ha relatado la terrible experiencia que ha sufrido en una selva congoleña, donde se encontraba con un equipo de investigadores en busca de bonobos, un tipo de chimpancé que vive casi exclusivamente en las selvas húmedas de África Central. 

La mala suerte y la falta de luz (todo ocurrió en la madrugada) hizo que la intérprete tropezara con un tronco y se rompiera la tibia en un sitio con difícil acceso. Eso provocó que estuviera atrapada durante cinco horas con la pierna "deformada", mordiendo un palo a ratos para soportar el dolor y "gritando como un animal salvaje" a causa de este. Es decir, un panorama "desgarrador", como ella misma lo ha definido.

Finalmente, pudo ser transportada en una hamaca hasta el campamento base, y desde allí fue evacuada en moto, con un conductor dirigiendo y un hombre "sujetando la parte superior de la tibia destrozada". 

Un story de Nick Kristof muestra a Ashley Judd siendo trasladada en hamaca por la selva congoleña.  | @nickkristof / INSTAGRAM

La actriz lo ha contado por Facebook Live a un periodista del New York Times, Nick Kristof, que ha compartido en su perfil la conversación. En las imágenes se puede ver a la actriz en una cama de la unidad de la UCI del hospital, con grandes ojeras y, al principio, sobrecogida por la emoción. Eso no la ha impedido contar al detalle su experiencia, que no terminó ahí ya que el viaje en moto duró nada más y nada menos que seis horas. Y hasta 55 horas después, Ashley no fue intervenida en una mesa de operaciones en Sudáfrica, donde fue trasladada porque los servicios médicos en Congo no estaban equipados para "heridas tan graves". 

"Estaba al borde de mi propio límite", ha asegurado, dando cuenta de un relato que ha angustiado a sus seguidores y que nos ha hecho casi sentir el dolor. 

"Estaba haciendo lo que siempre hago (...). Me levanté a las 4,30 de la mañana con dos de nuestros rastreadores, que son unos hombres brillantes y de primera categoría, y caminamos en la oscuridad. Mi linterna tenía pilas nuevas pero no iluminaba mucho". 

"Los accidentes pasan. Había un árbol caído en el camino, que no vi, y tenía una zancada muy potente. Me caí sobre este árbol (...) En el momento en el que me rompí la pierna fue consciente de que me la estaba rompiendo". 

Asimismo, Ashley ha admitido que si no hubiera sido una actriz conocida, hubiera perdido su pierna o, incluso, su vida durante esas 55 horas angustiosas que tardón en llegar a la sala de operaciones. "La diferencia entre una persona congoleña y yo es el seguro para casos de catástrofes que me permitió llegar 55 horas después de mi accidente a una mesa de operaciones en Sudáfrica", afirmó, antes de explicar que la razón por la que había desvelado su accidente era que la gente conociera el trabajo de conservación que realiza con los bonobos en los bosques tropicales del Congo. 

La actriz también ha agradecido las muestras de cariño que ha recibido en estos últimos días. Y ha querido aprovechar la ocasión para llamar la atención sobre la difícil situación de esos animales y la necesidad de su protección.