D.R.

Ana Fernández: "Me gusta saber la opinión de los míos porque siempre van a ser sinceros"

Es una de las chicas de moda y siempre fiel a su estilo se ha convertido en icono para muchos. Por eso Aeropostale la ha convertido en su embajadora en nuestro país.

Patricia Rivera| Woman.es

Firmas de medio mundo están aterrizando este año en España. La última, Areopostale, una marca de moda americana que abre su primera flag ship en Madrid a finales de septiembre y que ya ha puesto en marcha su tienda online.

Para presentarse en sociedad han buscado una embajadora española que transmitiera el espíritu de la marca y al parecer han dado con la horma de su zapato, Ana Fernández.

 

Y es que si conoces un poco el estilo de la actriz y echas un vistazo a la colección de Aeropostale te das cuenta de que podrías estar viendo un pedacito de su armario: “Si pasara por la tienda, sin conocerla, estoy segura de que entraría y me compraría cosas” asegura.

Inmersa en la promoción y el rodaje de ‘Las Chicas del Cable’ con Netflix, hablamos con Ana Fernández para descubrir un poco más  Aeropostale, pero también para charlar de moda, belleza, de sus actuales proyectos y, por qué no, echar un ojo a su armario de otoño.

 

 

Cuenta atrás para la llegada.... tic tac tic tac ⏰ @aeropostalespain #FreeToBe #RopaQueMola

Una publicación compartida de Ana Fernandez (@anafdz1989) el

¿Cómo conoces Aeropostale y porqué te convierte en su embajadora?

La marca no la conocía, cuando me lo propusieron empecé a investigar. Y viendo lo que hacían me sentí muy cómoda con ella. Es importante cuando te vas a convertir en embajadora de una marca que te sientas a gusto, porque eso se nota. Cuando vi la historia Aeropostale dije me gusta, me gusta el estilo. Si viera la tienda, sin ser embajadora, estoy segura de que entraría y me compraría cosas. Esto es algo que siempre me pregunto. ¿Me lo compraría? Si la respuesta es sí, pues adelante. Necesito sentirme identificada con ella. Porque sino pierdes el rumbo.

¿Qué importancia le das a la moda en tu día a día?

No mucha. Me preocupo más en cosas del trabajo, eventos, fiestas, alfombras rojas. Luego en el día a día intento ser lo más yo posible, porque me paso mucho tiempo sin ser del todo yo. Tanto cuando estoy rodando un personaje, como durante la promoción, porque eres tú, pero en tu faceta profesional.  Por eso cuando estoy en casa, con mis amigas, mi chico, lo que quiero es dejar todo este mundo, dejar el trabajo a un lado y ser yo, e ir cómoda.  Para mi es importante cada cinco minutos pisar tierra y estar cerca de los míos.

¿Cómo definirías tu estilo?

Tengo un rollo bohemio. En invierno más sobrio, más de colores negros, de blazers, de pitillos, y botines finos. Y cuando llega el calor, más hippie, con faldas largas, tops cortitos. Pero por encima de todo me gusta ir cómoda, no me gusta la ropa muy pegada. Prefiero las prendas sueltas, los tejidos suaves, los colores de la naturaleza, los tonos pastel . Me gusta que haya armonía en mi look, seguir una gama de colores, que tenga sentido.

¿Te dejas aconsejar?

Cuando salgo de compras me gusta ir con mi hermana, tiene 21 años, y ella se que es siempre sincera. Si de repente veo algo que es más especial y digo venga me lo voy a probar, ella me va  a decir si me queda hecho un cuadro o no. También escucho a mi chico, por ejemplo, él es super estiloso, y si tengo algún evento le pregunto.  Cuando tengo varias opciones, varios vestidos, me los pruebo en casa y le digo a mi me gusta este o este otro. Y entre los dos escogemos. Hago bastante equipo con los míos, que van a ser los más sinceros.

Pero tengo mi estilo. Tengo muy claro cosas que por mucho que me lo diga un estilista o se pongan de moda, no me voy a poner en la vida.

¿Una prenda que jamás te pondrías y una sin la que no podrías vivir?

Jamás me pondría unas manoletinas. Son unos zapatos que se los veo a otras personas y me gustan, pero en mi, no puedo.

Y no puedo vivir sin los botines. Tengo muchos, siempre de colores tierra que conjuntan con cualquier look.

¿Qué prenda crees que no puede faltar este otoño en el armario de cualquier chica?

Las chaquetas de punto. En la colección de Aeropostale las hay de muchos colores. Y con este tiempo loco, este tipo de prendas suaves que abrigan, para otoño o primavera son geniales. Yo nunca las saco del armario, cuando hago el cambo de temporada, las dejo ahí. Porque una noche de agosto haces una barbacoa en el campo y te la pones. Una tarde de octubre sales a tomar algo y también.

De este tipo tienen varios modelos que me han enamorado y creo que son la pieza clave y además la más versátil de la colección.

¿Cómo ha ido el rodaje de la segunda colección de ‘Las chicas del cable’?

Ha ido genial. Muy intenso. Las tramas están más desarrolladas, porque en la primera temporada se centra más en la presentación de los personajes y la segunda entramos ya un poco más en terreno de la lucha de la mujer en el trabajo, sus derechos, su sueldo… Y mi personaje sobre todo, que es la más rebelde, (aunque ladra mucho pero muerde poco), la va a liar en algún momento de la temporada y me lo he pasado muy bien con ella.

¿Cómo es la relación con tus compañeros?

Las que más tiempo pasamos juntas somos las chicas. Y nos llevamos genial. Somos cuatro tías muy trabajadoras, muy a favor de obra, que nos apoyamos cuando una tiene una secuencia y está muy despejada y otras dos están agotadas rodando desde las 6 de la mañana. Nos cuidamos entre nosotras.

INSTAGRAM

Sois perfiles muy diferentes, pero os compenetráis, habéis hecho mucha piña. ¿Qué has aprendido de cada compañera?

De Nadia: ese punto –que comparte con su personaje- de inocencia, tan buena, siempre con su sonrisa, es pura dulzura.

De Maggie: su intensidad, su profesionalidad, como se involucra con su personaje y con el de las demás, con la trama. Muchas veces cuando tienes una secuencia de tránsito y vas un poco en modo automático, ella incluso ve cosas tuyas, y le pides opinión. Si vas un poco en modo robot ella consigue que te conectes con la trama, con los personajes y te hace ver cosas nuevas de la historia.

De Blanca: su serenidad. Ella al ser la narradora tiene una presión adicional. Admiro la seriedad que tiene Blanca, es más tranquila, sabe llevar la presión y la intensidad de un rodaje, es muy obsevadora, sabe escucharte y te transmite serenidad, ¡no le pone nada nerviosa!

¿Qué otros proyectos tienes entre manos?

Estoy muy centrada en ‘Las Chicas del Cable’, hemos acabado el rodaje pero comenzamos dentro de poco el despliegue de promoción, y seguido en enero el rodaje de la siguiente temporada. El tiempo que me queda es para pasear a mis perros.

¿Te atreverías a diseñar?

Nunca digo que no a nada. Con Aeropostale acabamos de aterrizar y de conocernos. Pero soy embajadora de Agatha Paris para el público más juvenil y no se descarta que en estos meses hagamos una cosa chula.

Fuiste de las primeras en llevar el platino de moda, que ahora compartís todas tus compañeras de ‘Las chicas del cable’. ¿Cómo lo cuidas?

Es muy delicado. Por el rodaje he tenido que mantener el color intacto sin raíz, sin dejarlo respirar. Pero ahora al finalizar con el rodaje estoy dejando crecer la raíz oscura, que me encanta, tiene un rollo guay.

Para mantener mi pelo sano confío en mi peluquero, Moncho Moreno, el experto en rubios, y me hago tratamientos de colágeno, y consigo que quede super hidratado. También utilizo champús para melenas platinos. Ayudan a matizarlo. E intento no usar ni planchas, ni secador. Solo los usos en ocasiones puntuales, para eventos. La clave es dejarlo respirar.

¡Y a ver qué quieren para el look de mi personaje en la próxima temporada!