Amaia Salamanca, nueva embajadora de Pantene. | Gtres

Amaia Salamanca: "Cogen a una actriz de 34 años para interpretar a una mujer de 40 porque ellos creen que es el físico que deberíamos tener"

Hablamos con la actriz sobre feminismo, alfombras rojas, rutinas de belleza, conciliación en tiempos de coronavirus y mucho más. ¿Qué planes tiene para el 2021? ¿Se animaría a hacer un nuevo 'Sin tetas no hay paraíso'? Ella misma nos lo cuenta todo. 

SILVIA VÁZQUEZ | Vídeo: ESTUDIO LINEA BASE | WOMAN.ES

Reivindicativa, familiar y con la agenda cargada de proyectos, Amaia Salamanca afronta el 2021 y su nueva normalidad con ilusión y cautela. Después del parón del último tiempo -del que casi habla con cariño por haber podido disfrutar de sus tres hijos, Olivia, Nacho y Mateo, de 6, 5 y 4 años respectivamente, y su marido, el empresario Rosauro Varo-, la actriz comienza el nuevo año con las pilas cargadas. 

A punto de cumplir los 35, se considera afortunada: tiene varios estrenos pendientes, está rodando para Netflix y, además, debuta como embajadora de Pantene presumiendo de melenón castaño. Lo suyo es un no parar. 

Este año la temporada de premios va a estar a medio gas, ¿echas de menos las alfombras rojas?
No especialmente. Me gusta que se siga celebrando el mundo del cine y de las series con los premios a la profesión, pero creo que todos debemos ser cautos y conscientes y que no podemos hacer eventos con mucha multitud porque no estamos en el momento adecuado. Este año también lo celebraremos, aunque no tan por todo lo alto como estamos acostumbrados, y seguro que el próximo lo cogemos con más ganas. 

Nosotras sí que echaremos de menos tus looks... siempre acabas en las listas de 'mejor vestidas' de cada photocall. ¿Eliges tú los estilismos o te dejas aconsejar?
¡Uf! Así me quito un año de pensar qué me pongo, sin presiones (risas). Sí que me dejo aconsejar aunque si hay algo con lo que no me vea o que yo crea que no me favorece, aunque se lleve mucho, la ultima palabra siempre la tengo yo.

El físico de las actrices parece estar siempre en el punto de mira. ¿Te ha llegado a afectar de alguna forma?
Yo creo que sí que nos afecta un poco a todas. Es curioso: ahora tengo 34 años y en los últimos proyectos he interpretado papeles de mujeres más mayores que yo, pero no creo que yo aparente más edad. Es decir, están cogiendo a una actriz de 34 años para que interprete a una de 40 porque el físico de una mujer de 34 años es lo que ellos creen que debería ser el de una de 40; y no me parece lo más adecuado. También noto que mis parejas de amor en la pantalla han ido cambiando: antes eran más o menos de mi edad pero, según yo me he hecho más mayor, los hombres que hacen de mi pareja son mucho mucho más mayores que yo. 

GTRES

Hace solo unos días anunciabas que empezabas un nuevo proyecto, ¿cómo se presenta el 2021 a nivel laboral?
No me puedo quejar. Ahora comienzo a grabar algo nuevo para Netflix y además este 2021 estreno la serie 'Todos mienten', de Movistar+, y en octubre una comedia de Nacho García Velilla que se llama 'Por los pelos'.

Hablando de pelos, cuando el guion lo ha pedido, nunca te ha dado miedo cambiar de look. Con tanto cambio, ¿cómo cuidas tu melena para que se mantenga sana?
Siempre he cambiado de look porque me ha gustado y, si el personaje lo requiere, estoy dispuesta a hacer esos cambios. Pero claro, el cabello sufre mucho con la decoloración, los tintes, las herramientas de calor... y eso hace que mi pelo esté más fino y más lacio. Por eso uso el champú 'volumen y nutrición' de la gama Miracles de Pantene y he notado que poco a poco va cogiendo más volumen. Y mi otro drama son las puntas, que se me rompen mucho porque las suelo tener muy secas; ahí me salvan las ampollas reparadoras 'rescate 1 minuto', que me ayudan a hidratarlas para que no estén tan quebradizas.

En unas semanas soplas las velas, ¿cómo afrontas los 35?
Bueno, todavía tengo 34, ¡y cada día cuenta! (risas). En el plano personal no me puedo quejar: tengo tres hijos, una familia maravillosa y, además, creo que no me va a faltar el trabajo. Estoy feliz, me considero muy afortunada. Pero luego veo que el tiempo va pasando y que me voy haciendo más mayor... y anhelo un poco lo vivido anteriormente, cuando era más joven. ¡Si todavía sueño con la gente del colegio y con mis amigos de la infancia! Pero supongo que eso es normal y que le pasa a todo el mundo.

¿Has agradecido el parón del 2020 en algún sentido?
Sí, sin duda. Creo que lo bueno que nos ha dado es que con esta convivencia nos hemos conocido más tanto familiar como personalmente. Al final en el día a día es como "¡tú al colegio, tú a trabajar, tú al rodaje!", y al final solo pasamos tiempo juntos los fines de semana o en las vacaciones. Estar varios meses exclusivamente con tu familia hace que conozcas mucho a las personas que tienes al lado y a ti mismo también, porque pasas por todo tipo de sentimientos y sensaciones.

El increíble selfie sin maquillaje de Amaia Salamanca en Instagram: el triunfo de la naturalidad en redes sociales

La confusión de un fan despistado entre Amaia Salamanca y una actriz de Hollywood que ya es viral: "No soy yo, pero no te culpo"

Casi recuerdas el confinamiento con cariño.
Bueno, creo que tendemos siempre a borrar lo malo y a quedarnos con las cosas buenas. Ahora al recordar la cuarentena quizás no pensamos tanto en los días malos de la pandemia, que hubo muchos de desesperación. Al final te quedas con los días que has estado en familia, que te has divertido con los niños, que has hecho un pastel... 

¿Crees que todo lo que ha ocurrido nos hará cambiar para bien?
Pienso que ya ha habido cambios y que las personas estamos más concienciadas, tomamos unas medidas de seguridad determinadas... Pero somos españoles; en el momento en el que nos dejen salir a la calle y quitarnos las mascarillas... ¡es lo que nos llama! El buen tiempo, las terrazas, salir con los amigos, tomarte un aperitivo... es lo que nos gusta. Estaría bien que recordáramos que hay ciertas cosas que deberíamos mantener.

Amaia Salamanca en los Premios Feroz 2020 con vestido de Temperley London. | Daniel Gonzalez / GTRES

¿Qué es lo que más extrañas en esta nueva normalidad?
El quedar con las amigas, que para mí es algo muy importante. Ahora que no nos podemos juntar en las casas y que muchos bares están cerrados o tienen unas restricciones tan fuertes, me falta un poco ese contacto sin tener que estar guardando siempre la compostura.

El 8 de marzo está a la vuelta de la esquina, ¿cuáles son tus motivos para reivindicar el Día de la Mujer?
Para empezar que la gente se entere que cuando hablamos de feminismo lo que queremos es una igualdad entre hombres y mujeres; hay mucha gente todavía no sabe que este es el concepto y me parece fundamental. Simplemente queremos llegar a las mismas opciones, a los mismos puestos de trabajo, a las mismas becas... no queremos ser mejor que nadie. Por ejemplo en el mundo del cine siempre se habla de que ellos tienen un sueldo más alto que nosotras; pero no es solo eso: los hombres tienen más oportunidades de hacer películas; siempre ha habido más directores, más películas para hombres que para mujeres, más protagonistas masculinos... 

¿Crees que estamos avanzando en materia de feminismo? 
Sí. Yo por ejemplo se lo intento enseñar en casa a mis tres hijos, porque no es solo enseñárselo a mi hija para que aprenda a ser fuerte; es también enseñárselo a mis hijos para que sepan que todos somos iguales. Creo que esto está cambiando para bien poco a poco y esas reivindicaciones que hacemos el 8 de marzo están dando lugar a que la gente se vaya concienciando de lo necesaria que es la igualdad. Para mí toca mirar al futuro en vez de quejarnos del pasado.