Juan Aldabaldetrecu 

Alejandra Alonso, una top muy real

Ella se sabe imperfecta. Por eso se toma la vida muy slow, con humor, solidaridad y en permanente búsqueda. Una belleza joven e inteligente.

Ester Aguado | Foto: Juan Aldabaldetrecu | Estilismo: Marta Lasierra

A sus 25 años, esta gallega de adopción puede presumir de haberlo vivido casi todo en el mundo de la moda. Antes de cumplir los dieciocho, ya ocupaba el trono de top: el mismísimo Karl Lagerfeld la escogió, en 2011, para lucirse en uno de sus desfiles y protagonizar la campaña pre-fall de Chanel. Ese mismo año, se alzó con el Premio L’Oréal a la mejor maniquí de la Madrid Fashion Week. Para ella, ser maniquí es un trabajo duro y solitario. Aún sueña con estudiar Medicina algún día...

¿Cuál es tu estado de ánimo actual? 

¡Estoy muy feliz !

Un lugar al que siempre te guste volver... 

La ciudad de Barcelona.

Alejandra Alonso para Armani Exchange. | Armani

¿Qué te cuesta más: acostarte o levantarte? 

Levantarme, pero según el día (risas).

Si no fueras modelo, ¿qué te gustaría ser?

Siempre he querido ser médico.

¿El mayor de tus defectos? 

Soy una persona muy impaciente.

La virtud que más admiras... 

La tranquilidad, por encima de todo.

¿La última cosa que te ha sacado de quicio? 

Realmente, ¡no hay nada que me saque de mis casillas! Vivo una vida tranquila y divertida.

El mejor consejo profesional que te han dado... 

Antes de un desfile, poner laca en la suela de los zapatos de tacón, para no resbalar.

Tu icono de estilo es...

En realidad, nadie. Tengo mi propio estilo, que además cambio a menudo. ¡Me gusta variar!

¿Con qué prenda te ves siempre bien? 

Con unos jeans pitillo de color negro.

Con tu primer sueldo te compraste... 

El clásico bolso de Chanel (risas).

¿De qué crees que podría prescindir el mundo para ser un lugar mejor para vivir? 

De todas las injusticias que están ocurriendo.

Alejandra Alonso para Chanel. | Chanel

Tus temas más escuchados en el iPhone... 

Me gusta todo tipo de música: sobre todo, mucho rock suave, jazz y blues.

Tu nueva adicción televisiva... 

¡Bueno, es que yo no veo la tele!

Un libro inolvidable... 

“Mujeres”, de Charles Bukowski.

¿En qué eres muuuy torpe? 

Soy bastante patosa (risas). ¡En todo! 

Tres cosas imprescindibles en un hombre... 

Para mí es vital que tenga tranquilidad, inteligencia y seguridad en sí mismo.

¿De qué clase de chicos te enamoras? 

Creo que nunca me he enamorado aún. Pero me gustan los chicos tranquilos, con buena conversación y que sean diferentes.

Tu mejor trabajo... 

La campaña de Chanel (2011), Lacoste Parfum o Kenzo Fragance (2015).

¿A qué le tienes miedo? 

A muchas cosas. Pero creo que el miedo nunca se va del todo; simplemente, aprendes a gestionarlo mejor con el tiempo. Y ahora está poco presente en mi vida.

Un sueño por cumplir... 

Trabajar con el fotógrafo Peter Lindbergh.

¿Tu mayor extravagancia? 

Tengo auténtica adicción al cacao de labios. Me lo aplico cada dos por tres.

Naciste en 1992 y eso significa...

Que de todos, yo fui la más rápida.

// Outbrain