Alba Flores posó en el photocall de la premiere de ''El fotógrafo de Mauthausen'' creyendo que estaba en otro.

Alba Flores dice no a Hollywood y que Penélope Cruz no le da ninguna envidia

La protagonista de 'La casa de papel' tiene una meta muy diferente a la de otros colegas de profesión como Ana de Armas.

Woman.es

Aunque la globalización ha hecho que cambien mucho las cosas, entre ellas la visión más estática del mundo, esa que permitió a Estados Unidos explotar tanto aquello del "sueño americano", hay industrias en las que este concepto sigue vigente. Pasa sobre todo con el mundo del cine, en el que Hollywood es la máxima aspiración para la mayoría de profesionales que se dedican de una u otra forma al séptimo arte.

Penélope Cruz, Antonio Banderas, Javier Bardem o Ana de Armas son ejemplos de estrellas de la industria audiovisual española que dieron el salto con éxito; ,sin embargo, cada vez son más las voces que no tienen entre sus objetivos ni prioridades probar en el cine norteamericano. La última en hacerlo público ha sido Alba Flores

"Me fui a Nueva York a probar ahí cuando no tenía nada de trabajo aquí en España. Viví en Williamsburg, en el barrio ultraortodoxo. Eso fue para mí un choque y un aprendizaje, no sabía ni que existía esa comunidad. Me di cuenta de que ese país, esa manera de trabajar, ese ritmo de vida no eran para mí. Esa exigencia de tener que triunfar", le ha confesado la actriz madrileña a la revista S Moda. 

Alba descarta por completo, al menos en lo que a deseo se refiere, seguir los pasos de los artistas de primer nivel citados. Nunca se sabe porque la vida da muchas vueltas, pero la artista parece que tiene su carrera profesional muy asentada en nuestro país.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Aquí llega.... Mañana a partir de las 9 #lcdp4 @lacasadepapel en @netflixes

Una publicación compartida de Alba Flores (@albafloresoficial) el

Además del exitazo de 'La casa de papel', que le ha convertido en una estrella internacional -los 8 millones de seguidores que tiene en Instagram son una prueba concluyente de ello-, dirige su propia compañía de teatro, La Extraña Compañía, y si algo dejan siempre sus manifestaciones en público es que tiene las cosas clarísimas, así que Hollywood se puede ir olvidando de tener el privilegio de acoger en algún momento al apellido Flores, una de las grandes sagas artísticas de la historia contemporánea de España, de la cual Alba es ahora mismo su miembro más mediático. 

Relacionados