Rosie Huntington Whiteley en un editorial de Jimmy Choo. | Jimmy Choo

Es un hecho: los zapatos de Jimmy Choo están hechos para caminar (en la alfombra roja)

Los 75 kilómetros de alfombra que se han pateado en los últimos 23 años los avalan: si hay una etiqueta que sepa lucirse a la luz de los focos, es esta.

Laura García del Río

La alfombra roja es la confirmación: si Charles Perrault hubiese escrito el cuento en el siglo XXI, Cenicienta habría calzado Jimmy Choo. De hecho, cuando Lily James se presentó en el estreno mundial de la adaptación del cuento a la gran pantalla con actores de carne y hueso, y ella como protagonista, lo hizo con unos zapatos de cristal creados ad hoc por la firma. Dicho sea: pionera en la estrategia del “celebrity endorsement” –o encumbrarse con el aval del famoseo–, Jimmy Choo siempre ha sabido lucirse bajo los flashes de los paparazzi. Tanto como para que su directora creativa, Sandra Choi, afirma que para ellos la alfombra roja es la mejor pasarela.

Halle Berry en los Oscar de 2002, Charlize Theron en los de 2006 y Natalie Portman en los de 2011, todas con zapatos de Jimmy Choo. | Gtres, GettyImages

Cate Blanchett fue la primera actriz en llevar unos zapatos de la casa a los Oscar en 1999, el año que fue nominada por su papel en “Elizabeth”, abriendo paso a una historia de largo recorrido. Con permiso de Lady Di, que ya se calzó unos para la cena de gala del Museo de Historia Natural de Chicago en el 96. Le siguieron Halle Berry, que en 2002 se convirtió en la primera negra en recoger el Oscar a Mejor Actriz por su papel Monster’s Ball con un vestido de Elie Saab y unas sandalias de la firma del mismo color que el vestido; Sandra Bullock en 2010, que también recogió la estatuilla a Mejor Actriz ese año, y lo hizo subida a la plataforma Quiet; Anna Kendrick en 2015, que hasta incluyó a la firma en la canción que cantó esa noche en la ceremonia; y Lady Gaga en 2019, subida a una plataforma plateada cuando se hizo con el Grammy por su dueto con Bradley Cooper, por nombrar unas cuantas.

Nicole Kidman con la sandalia Minny en los Screen Actors Guild Awards de 2018 y Lady Gaga con la plataforma Max en los Grammy de 2019. | Gtres, Getty Images

Ayer, Renee Zellweger, Lily Aldridge, Scarlett Johansson y Billy Porter se unieron a una lista kilométrica en el último capítulo del affair entre la alfombra roja y Jimmy Choo. Y lo de kilométrica no es exagerar. Los zapatos de Jimmy Choo han caminado 46,8 millas –más de 75 kilómetros– de alfombra roja entre los Oscar, los Globos de Oro, los SAG, los Emmy, los Grammy y el Festival de Cannes. Y eso sin contar los 152 metros de la de los Oscar de ayer, que si multiplicamos por el número de celebridades que se calzaron unos Jimmy anoche, añaden otro kilómetro más. En total, y previo a ayer, 1.201 pares han caminado en estos eventos. Puestos en fila india, de punta a talón, alcanzarían los 201 metros.

Lily Aldridge con la omnipresente sandalia Minny, Renée Zellweger con el salón Anouk y Billy Porter con una botas hechas a medida, todos de Jimmy Choo. | Gtres, Getty Images

Pero si en la firma hay consenso, en los estilos, y sobre todo las alturas, no tanto. Signo de los tiempos, en 1999 triunfaba el salón Linda con sus 85 milímetros. Con los años el asunto fue escalando y en 2012 y 2013 tocó techo con los 145 milímetros de las plataformas Koko y Kalpa, como la que llevó Beyoncé en los Grammy. Pero desde 2015 el favorito es el modelo Minny: una sandalia de tiras minimalista y 115 milímetros de tacón que han lucido Nicole Kidman, Diane Kruger, Julianne Moore… En cinco meses, Rosie Huntington-Whiteley, Charlize Theron y Lily James la lucieron 15 veces. Y anoche Scarlett Johansson añadió otra muesca al recuento con un modelo plata a juego con su vestido de Oscar de la Renta.

Sandalia Minny de Jimmy Choo (650 euros). | Jimmy Choo

 

Relacionados

-->