Kendall Jenner luce un espectacular vestido bordado de Francesco Scognamiglio | Gtres

Transparencias vs 'total denim', el duelo de Kendall Jenner e Irina Shayk en Milán

Con Olivia Palermo y Bella Hadid como testigos. 

Stilo.es

En medio de la tristeza y el luto por el reciente fallecimiento de Karl Lagerfeld, la Semana de la Moda de Milán ha reunido, como es habitual, a la élite del sector, con gran parte de las mejores modelos del mundo que han desfilado para algunas de las firmas transalpinas más importantes como Versace.

Pero no todo es trabajo en este tipo de eventos, sino que también se celebran muchas fiestas de forma paralela, aprovechando que los focos de la moda se centran durante unos días en la misma ciudad. En uno de las más espectaculares celebradas este año en Milán, en la que se conmemoraron los 25 años en la moda del dúo de fotógrafos Mert Alas y Marcus Piggott, coincidieron dos de las estrellas de la pasarela de este año: Kendall Jenner e Irina Shayk, quienes nos regalaron un auténtico duelo de estilos contrapuestos para un acto de estas características. 

Por un lado, la modelo norteamericana se presentó en la basílica de Santa Eufemia de Milán, marco impresionante en el que se organizó la cena, se decantó por un vestido impresionante bordado y de color blanco que jugaba con las transparencias firmado por el diseñador Francesco Scognamiglio, rematado con unas discretas sandalias de tacón en tono nude que dejaban, de forma acertada, todo el protagonismo al vestido. 

Del otro lado, la única capaz de robarle protagonismo en la alfombra roja de la noche a Jenner fue Irina Shayk, quien apostó por algo completamente distinto. La modelo rusa se decantó por un 'total denim', un outfit de aire más informal pero igualmente acertado formado por un vestido camisero que combina elementos estampados y de pedrería, combinado con un cinturón negro de hebilla dorada y unas llamativas botas XL vaqueras de Versace, que nos eran conocidas porque el pasado verano las lució también Jennifer Lopez

Ver 4 fotos

En un segundo plano quedaron los looks elegidos por otras invitadas de excepción al evento como Eva Herzigova, Olivia PalermoBella Hadid, que fueron testigos de excepción del duelo de estilos de dos de los grandes iconos mundiales de la moda. 

Relacionados