Meghan Markle y el Príncipe Harry a su salida del Castillo de Windsor | Steve Parsons / GTRES

El segundo (y espectacular) vestido de novia de Meghan Markle

Firmado por Stella McCartney. 

María Aguirre | Woman.es

Tras su multitudinaria boda en el Castillo de Windsor en la que estaba impecable con un sofisticado diseño de Givenchy, Meghan Markle ha querido optar por un look radicalmente diferente para la posterior recepción en Frogmore House.

La actriz ha sorprendido con un espectacular vestido blanco hecho a medida por Stella McCartney en crepé de seda con escote halter y una pequeña cola, a juego con unos zapatos de Aquazzura en satén pero que guardaban como detalle especial las suelas en un atractivo azul bebé.

Como joyas, la novia ha lucido unos largos pendientes de brillantes y una espectacular aguamarina a modo de anillo que no ha pasado desapercibida ya que pertenecía a la madre de su ya marido, la Princesa Diana de Gales. 

Meghan Markle con vestido de Stella McCartney junto a su marido el Príncipe Harry | Steve Parsons / GTRES

Por su parte, el Príncipe Harry cambió el uniforme militar con el que dio el "sí, quiero" a Meghan por un elegante esmoquin en color negro aunque sin fajín para disfrutar de la noche.

Así se les veía abandonar de la mano y muy sonrientes el lugar de la celebración para montarse juntos en un Jaguar E-Type Concept Zero descapotable color azul plateado, un vehículo de 1968 que se había adaptado para la ocasión con el que han viajado hasta los jardines en los que continuarían la fiesta, los mismos en los que anunciaron su compromiso el pasado 27 de noviembre.

Los novios en un Jaguar de camino a la recepción tras la boda | Steve Parsons / GTRES

Sin duda el broche de oro para una jornada inolvidable en la que la pareja ha demostrado su complicidad en todo momento.