Rihanna nos dejó boquiabiertos con un pasamontañas firmado por Gucci. | Instagram

Rihanna se esconde tras un pasamontañas para pasar 'desapercibida' en Coachella

No sabemos si esa era su verdadera intención pero no lo consiguió.

Marta Requejo | Woman.es

¿Podía alguien superar el look de Rihanna en la pasada edición de Coachella? Sí, la propia Rihanna.

Hagamos memoria: el año pasado el mundo entero enloqueció con el estilismo 'total Gucci' que escogió la de Barbados para pasearse por el valle de Indio. Se trataba de uno mono de malla que le cubría de pies a cabeza con pequeños cristales incrustados y sobre el que puso unos 'shorts' vaqueros y una camiseta rota con el logro de la firma. Con este look de la colección Otoño/Invierno 2017-2018, Rihanna acaparó todas las miradas y fue la gran protagonista de Coachella 2017.

Pero, este año tampoco se ha quedado atrás. Y para su look más festivalero, Rihanna ha vuelto a confiar en Gucci, esta vez con un 'modelito' de la colección Otoño/Iniverno 2018-2019. Prepárate porque este último (y peculiar) estilismo ha dado mucho que hablar. ¿Por donde empezamos?

Gucci - Milán - Mujer - Otoño-Invierno 2018-2019 13 | IMAXtree.com / IMAXTREE

Y es que, la cantante ha llevado el 'layering' o la técnica de la superposición de prendas a lo más alto. No hay duda de que el claro protagonista del 'outfit' fue el pasamontañas de motivos étnicos con 'maxi' pendientes de diamantes. Pero, todavía hay más, Rihanna se enfundó en una sudadera de cremalleras laterales combinada con una camisa de rayas 'overize' y unos pantalones de piel de pitón con zapatos a juego. Y como complemento, un bolso bandolera acolchado en verde y rojo.

 

when u finna run outta hangers.

Una publicación compartida de badgalriri (@badgalriri) el

Las joyas también merecen una mención especial pues la cantante adorno su cuello con grandes collares de oro y sus manos con multitud de anillos además de una extravagante manicura. Vamos, no le faltaba de nada.

 

Una publicación compartida de badgalriri (@badgalriri) el

La verdad es que este look nos desconcierta un poco debido a la falta de conexión entre sus prendas, eso sí solo la de Barbados podía lucirlo con tanta seguridad. Y es que, no sabemos si se enfundó en un pasamontañas para pasar desapercibida pero la verdad es que el resultado fue totalmente contrario convirtiéndose en el centro de todas las miradas de Coachella 2018.

Y hablando de miradas, la cantante dio especial protagonismo a la suya con sombras de purpurina plateada y pestañas XL.

 

Una publicación compartida de badgalriri (@badgalriri) el

Está claro que para Rihanna no hay límites y ahora ya estamos expectantes por saber con qué estilismo nos sorprenderá en el próximo Coachella.