Paula Echevarría, con un look de verano. | D.R

Paula Echevarría y el vestido largo de flores con el que vivir en un eterno verano

Un diseño de Antik Batik con el que ha presumido de embarazo. 

Woman.es

Paula Echevarría vive uno de sus momentos más dulces. Está esperando su primer hijo en común con Miguel Torres -el segundo para la actriz que ya es madre de una niña llamada Daniella fruto de su matrimonio con David Bustamante-, que llevará por nombre Miguel y está tratando de disfrutar del embarazo al máximo. 

Y se nota porque además está tratando de cuidarse más que nunca gracias a una rutina de entrenamientos adaptada a su estado, una alimentación saludable y determinados tratamientos de belleza que siempre sirven de ayuda en estas circunstancias. De todo ello nos está dando buena cuenta a través de diferentes publicaciones en su perfil de Instagram, donde en las últimas horas ha compartido una imagen de lo más natural en la que ha querido mostrar su incipiente tripita ahora que se encuentra en la segunda mitad del embarazo. 

Una instantánea en la que aparece en casa presumiendo de embarazo con la cara lavada, sin una gota de maquillaje, con el pelo suelto, descalza y con un vestido de tamaño maxi con estampado floral que es perfecto para quienes deseen vivir en un eterno verano. 

Largo, con mangas ligeramente abullonadas, hombros marcados y escote en uve, este diseño de estampado en tonos verdes y rojizos firmado por Antik Batik es el clásico que nos podríamos cualquier noche de julio o agosto. Porque sí, los vestidos largos son para el verano. Pero ojo, que también son para la primavera, el otoño y, por qué no, para el invierno. Solo es cuestión de dar con la clave para ir sacándole el máximo partido con el calzado y los complementos en función de la época del año en la que nos encontremos.

No hay más que apostar por unos botines cowboy o unas botas altas con tacón, por ejemplo, en lugar de unas sandalias planas o unas alpargatas con cuña y la perfecta transición estará hecha. 

Una alternativa a tener en cuenta para darle un respiro a los vestidos de punto, que funcionan como segunda piel en esta estación y que tanto nos gusta exprimir por todas sus posibilidades.