Natalia Ferviú posa en los platós de Telecinco como 'coach' de 'Cámbiame'. | Mediaset

Natalia Ferviú abandona definitivamente 'Cámbiame'

Tras un enfado con sus compañeros de programa 

Clara Hernández | Woman.es

Natalia Ferviú se va de 'Cámbiame'. La popular estilista ha decidido abandonar el programa después del monumental enfado que protagonizó ante las cámaras el pasado miércoles y que se saldó, ya entonces, con su marcha precipitada del plató. Una marcha que, suponíamos, iba a ser temporal. 

Pero no, Natalia ha confirmado en su perfil de Twitter que no piensa volver. Y la culpa, por cierto, la tiene la evolución que ha experimentado el espacio de Mediaset. "En los últimos días se ha modificado el formato del programa, entrando en una dinámica que respeto pero en la que no me siento cómoda", explica. 

Natalia Ferviú posa con sus compañeros de 'Cámbiame' al completo. | Mediaset

Es por ello por lo que, "con toda la pena del mundo" y "antes de vivir situaciones" por las que no está dispuesta a pasar, ha decidido "cambiar el rumbo". 

 Así lo ha expresado en su perfil de Twitter: 

Pero, ¿qué es lo que ha llevado a Natalia Ferviú a abandonar un espacio que le ha abierto las puertas de la televisión y que ella considera, según ha reconocido en distintas ocasiones, "una de las experiencias más enriquecedoras" de su vida?  Una bronca con Paloma Rodríguez, la nueva coach, y el no encontrar el apoyo de Pelayo Díaz en esa situación. 

En el centro de todo, unos comentarios que realizó Paloma sobre el cuerpo "difícil" y los "tobillos anchos" de la participante a la que tenía que transformar, y que Natalia criticó. "Yo si estoy en este programa es porque la moda son valores también. Los cuerpos no son feos, son todos bellos", le corrigió con lágrimas en los ojos.

Pero Paloma no estaba dispuesta a ser tachada de reina del 'body shaming' delante de toda la audiencia de Telecinco y no se quedó callada: "A España no se le ha de engañar, lo que ha hecho Natalia es demagogia pura", acertó a decir antes de reafirmarse en sus palabras. "Ella tiene un cuerpo difícil, no tiene las medidas de Gisele Bündchen y por eso ha venido, para que le ayudemos. A la gente hay que decirle la verdad", insistió antes de lanzar un "¡VIva!" a favor de "la imperfección" (sic). 

Un día después, saltaba la chispa cuando Carlos Corredera pedía a Pelayo que, como miembro del jurado, diera su opinión. En lugar de respaldar a su amiga Natalia, Pelayo negó que Paloma hubiera faltado el respeto a nadie. "Me sorprende que Natalia no haya tenido más tacto con Paloma", dijo, en cambio, y expresó su contrariedad ante los comentarios negativos que los fans de Natalia habían dedicado a Paloma en las redes. "Me sorprende que (Natalia) no haya frenado a sus seguidores", subrayó. 

Pero Natalia ya había tenido suficiente y abandonó el plató tras un sonoro "¡A tomar por c*lo!". 

Como ya sabemos por su tuit, en principio, no volverá. Pero ni aún así ha disfrutado de la compasión de Pelayo, que le ha dedicado las siguientes palabras: "La televisión tiene que gustarte mucho y si no estás preparado, es mejor irte", ha comentado.