Meghan Markle, el mejor apoyo de Serena Williams en la final femenina del US Open. | Getty Images / GETTY

Meghan Markle recupera el vestido vaquero para arropar a su amiga Serena Williams

Ha volado a Nueva York en solitario para verla jugar. 

Woman.es

Aunque posiblemente ya imaginaría que las cámaras de la retransmisión estarían apuntando con el rabillo del ojo hacia ella, Meghan Markle ha preferido anteponer su estrecha amistad personal con Serena Williams, a la que ha arropado desde su palco en la final del US Open de tenis. 

La duquesa de Sussex ha hecho acto de presencia en el complejo Flushing Meadows, donde se disputa el prestigioso torneo en el que también hemos visto a Xisca Perelló junto a Rafa Nadal estos días, con un guiño a su juventud al recuperar el vestido vaquero, esa prenda que últimamente estaba un poco olvidada pero que a comienzos de los dosmil, con Britney Spears como una de sus grandes embajadoras, fue una de las estrellas indiscutibles de los vestidores femeninos. 

Meghan Markle con vestido vaquero. | Getty Images

Según han publicado diversos medios de prestigio tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña, la esposa del príncipe Harry habría cogido un avión comercial desde Londres -nada de jet privado, la gran polémica en torno a la familia real británica en las últimas semanas-, para estar junto a su íntima amiga, quedándose el pequeño Archie con su padre, de manera que este sería el primer viaje al extranjero que hace la exactriz sin su hijo de 4 meses. 

Meghan, que también ha aprovechado su escapada a Nueva York, entre otras cosas, para asistir a una clase de yoga -una de sus pasiones- en el estudio situado en el West Village 'Modo Yoga', según ha publicado el periódico 'The Times', ha sido una más del entorno más cercano de la deportista.

De hecho, ha estado sentada entre la madre de Serena y de su entrenador, Patrick Mouratoglou, y justo detrás de Alexis Ohanian, marido de la tenista, delante de Venus Williams, su hermana,  y muy próxima también a Anne Wintour, otra de las mejores amigas de la deportista. 

Markle ha sufrido como si estuviera jugando ella el partido, como se ha podido apreciar en algunos momentos que han captado en directo las cámaras de la retransmisión, y desgraciadamente para ella no ha servido para nada, porque ha vuelto a perder a su amiga del alma una final de Grand Slam, como ya le ocurriera el pasado mes de julio en Londres cuando acudió junto a su cuñada Kate Middleton a presenciar en directo la final de Wimbledon en el All England Tennis Club

A tenor de lo que citan las mismas informaciones anteriormente citadas, la previsión de la duquesa de Sussex es regresar este mismo fin de semana a Inglaterra para reunirse de nuevo con su familia, con la que tiene previsto comenzar en dos semanas un viaje oficial por distintos países de África. 

Relacionados