Meghan Markle con vestido azul y alpargatas negras. | Cordon press

Meghan Markle recupera su vestido premamá más bonito

Durante su viaje a África. 

Woman.es

Cuando el pasado 8 de mayo los Duques de Sussex presentaban al mundo a su primer hijo, las miradas no solo se centraron en el pequeño Archie sino que muchas fueron a parar a Meghan Markle. La razón, más allá de lo obvio por conocer su estado de salud tras haber dado a luz, era el look que había escogido para la ocasión. Porque lejos de esconderse tras un diseño ancho, la exactriz lanzó un poderoso mensaje de normalidad a todas las madres del mundo al aparecer con un vestido en color blanco que evidenciaba que su cuerpo no estaba aún recuperado del parto. 

Un gesto que fue muy aplaudido en todo el mundo por dar visibilidad a algo que debería ser perfectamente normal como lo es que el cuerpo necesita tiempo para asimilar los cambios, y que ha querido reivindicar de nuevo durante su reciente viaja oficial a África.

Meghan, que ha volado hasta el continente africano acompañada del Príncipe Harry y el hijo que tienen en común, ha escogido para el segundo de los actos que tenían programados un look que ya lució cuando se encontraba en el segundo trimestre del embarazo cuando viajó a Tonga.

Se trata de un vestido camisero en un atractivo tono azul de la firma norteamericana Veronica Beard

Los Duques de Sussex en su viaje oficial a África. | Cordon Press

Eso sí, ha querido darle un aire diferente al estilismo porque en aquella ocasión lo acompañó de unos zapatos de tacón en azul bebé y una coleta pulida con raya al medio, y esta vez ha preferido optar por la comodidad no solo dejando su melena suelta sino cambiando los stilettos por unas alpargatas negras de la firma española Castañer que ya había llevado horas antes en Ciudad del Cabo con un vestido estampado en blanco y negro de la marca Mayamiko. 

Ver 7 fotos

 

Relacionados