Meghan Markle se despedía de su tour por Oceanía apostando por una de sus firmas favoritas, Stella McCartney. | Tim Rooke / GTRES

Meghan Markle se despide (descalza) de su 'tour' por Oceanía

¡Adiós protocolo!

Sara Ullate| Woman.es

Los duques de Sussex regresan a Londres tras dos semanas de 'tour' por el Pacífico Sur. Numerosos actos que nos han ofrecido complicidad, amor y sobre todo 'lookazos' por parte de Meghan. La 'royal' se ha dejado ver con diseños totalmente diferentes que han demostrado su personalidad a la hora de vestir. Pero han sido diferentes detalles los que han hecho que Meghan Markle se haya convertido en una de las preferidas por el público, el último, descalzarse durante una ceremonia. ¿Quién dijo protocolo?

Ver 6 fotos

El príncipe Harry y Meghan Markle terminaron su última jornada por Oceanía acudiendo a un acto en Te Papaiouru Marae donde realizaron una ceremonia de bienvenida en su honor. El hijo de Lady Di se decantó por un traje en tono gris claro y detalles en azul marino y Meghan Markle volvió a elegir una de sus firmas por excelencia, Stella McCartney, con un sencillo vestido premamá en color azul marino. Elegancia ante todo. Combinado con los salones de Manolo Blahnik y el detalle del collar de Poumanu, tradicional de Nueva Zelanda.

Una acertada elección que volvió a ponerle como protagonista del evento. Pero no fue en su estilismo donde Meghan Markle sorprendió sino en el detalle que tuvo lugar durante la ceremonia.

La duquesa de Sussex sorprendió al quitarse los zapatos de tacón durante la ceremonia.  | Tim Rooke / GTRES

Los duques de Sussex fueron obsequiados con un símbolo tradicional maorí, el clásico manto. Tras otorgarles a ambos las piezas, Meghan y Harry se sentaron para escuchar y observar todo lo que estaba preparado para ellos. Fue ahí donde la 'royal' dejó de lado los protocolos y decidió descalzarse. ¡Bravo por ella!

Ir todo el día con tacones no puede ser bueno ni para Meghan Markle. Hace varios días algunas imágenes de Instagram dejaron ver que la duquesa también sufre, como cualquier mujer.