Meghan Markle con look total black. | Gtres

Meghan Markle destila elegancia con un complemento con el que nunca le habíamos visto: el sombrero

En el tradicional homenaje a los caídos. 

Woman.es

Inglaterra, país solemne donde los haya, está celebrando el Día del Armisticio, en el que se conmemora el final de la Primera Guerra Mundial, fecha señalada en el calendario de los británicos porque es tradición homenajear a los caídos en dicha contienda con la familia real al frente de los distintos actos que se celebran para la ocasión. Se trata de un fin de semana activos tanto para los duques de Sussex como para los de Cambridge, que han coincidido en público por primera vez desde el bautizo del pequeño Archie el pasado julio

Sendas parejas acudieron hace unas horas al tradicional concierto anual celebrado en el Royal Albert Hall, donde Meghan Markle apareció con un impecable look años 50, y lo han vuelto a hacer en la ceremonia del Cenotafio, el monumento londinense en memoria de los caídos en la Gran Guerra.

De nuevo, como manda la tradición, la norteamericana ha vestido un look monocolor en negro, al igual que el resto de las mujeres de la familia real británica que han asistido al servicio militar -incluida la reina Isabel II- en el que han sido protagonistas tanto el príncipe William como su hermano Harry. 

Meghan Markle con sombrero negro. | Gtres

Ha sorprendido Meghan especialmente por un complemento, el sombrero, con el que nunca antes le habíamos visto, y menos en un acto de la magnitud de este, que en el Reino Unido tiene mucha repercusión mediática. La exactriz, a la que habíamos visto lucir pamelas y tocados anteriormente, "se ha escondido" debajo de un llamativo sombrero de ala que ha combinado con un elegante abrigo con cinturón con hebilla plateada y solapa ancha sobre la que ha lucido la amapola roja, el símbolo que recuerda a aquellas flores de esta especie que el poema "In Flanders Fields" dice que brotaron en los campos de Flandes tras concluir la durísima contienda bélica. 

No está previsto que sea esta la última aparición de la esposa del príncipe Harry antes de su retiro temporal de la agenda pública de la corona británica, como se está publicando en el Reino Unido, porque en las próximas horas está previsto un nuevo acto relacionado con este Día del Armisticio, el cual tendrá lugar en la abadía de Westminster con toda la familia real presidiéndolo. 

Relacionados