Meghan Markle con un trench a cuadros en Nueva Zelanda. | Gtres

Meghan Markle se cambia de look dos veces más mientras duermes

Sigue triunfando con su armario durante su viaje por Oceanía. 

Woman.es

Meghan Markle sigue superando su primera gran prueba de fuego como miembro de la familia real británica, ya que el viaje por Oceanía junto al Príncipe Harry está siendo de lo más exigente, tanto por duración como por lo cargada que tienen los Duques de Sussex la agenda, y más teniendo en cuenta que la norteamericana se encuentra en estado de gestación. 

En las últimas horas, prácticamente en lo que nosotros dormíamos, Meghan ha lucido tres nuevos outfits en tres eventos totalmente diferentes. Le ha cundido el cambio de hora a la Duquesa, a la que el viaje le está sirviendo para reafirmar su popularidad y su excelente sentido del estilo. 

Tras clausurar el día anterior los Invictus Games en Australia, en los que Meghan lució un vestido verde de Antonio Berardi, los Duques de Sussex se han trasladado a Nueva Zelanda, donde han sido agasajados a su llegada.

Nada más bajar del avión les ha recibido una comitiva oficial con la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, a la cabeza. La ex actriz ha aterrizado en Wellington con un humilde vestido negro premamá de Asos que tapaba una gabardina en tonos marrones estampada a cuadros de la diseñadora local Karen Walker, en lo que es un elegante guiño de la Duquesa al país al que rinden visita. 

Meghan Markle con gabardina de Karen Walker junto al Príncipe Harry. | Gtres

Desde el aeropuerto se han traslado a la Casa de Gobierno donde han asistido a una ceremonia maorí con haka incluida ante la que la pareja se ha mostrado encantado e incluso ha participado con el saludo tradicional indígena. Desde este lugar se han dirigido a continuación al Pukeahu National War Memorial, donde han hecho una ofrenda floral en un lugar que entre otras cosas es símbolo de las estrechas relaciones entre Nueva Zelanda y el Reino Unido. 

Tras saludar a parte de las 5.000 personas que se han dado cita con motivo de su visita según medios locales, Meghan y Harry se han retirado para continuar con su agenda horas más tarde en una recepción celebrada en la Casa del Gobierno neozelandés con motivo de los 125 años del sufragio femenino en el país oceánico. Para este momento, la que fuera protagonista de 'Suits' ha mantenido el color negro, uno de sus favoritos, para el vestido que ha lucido en un evento en el que ha sido protagonista, ya que ha intervenido con un discurso en el que ha ensalzado el hito que se conmemoraba. Se trata de un modelo de la diseñadora de origen uruguayo con sede en Nueva York. 

Los Duques de Sussex en la recepción en la casa del Gobierno. | Gtres

La nota curiosa de la jornada es que la alarma de incendios se ha activado y el edificio ha tenido que ser evacuado, interrumpiendo la recepción mientras los miembros de seguridad peinaban la Casa del Gobierno. Todo ha quedado en una anécdota ya que al parecer la alarma de humo se activó por culpa de vaporizador de agua, según cuenta el medio local NewsHub. 

Tanto el Príncipe Harry como Meghan han lucido una amapola roja en el pecho, siendo sensiblemente más pequeña de la de ella. Esta flor es el símbolo de la memoria de los soldados caídos en la guerra en el Reino Unido.