Mary Kate Olsen con abrigo largo negro y gorro de lana. | Gtres

Puede que Mary Kate Olsen sea la chica que mejor viste de negro y este look de pantalones pitillo con botines lo confirma

Con gorro de lana y abrigo extralargo. 

Woman.es

Qué frío da ver a los primeros gorros y abrigos de la temporada. Nosotras todavía pensando en chaquetas de entretiempo finas, gabardinas como mucho, y en Nueva York ya están con la ropa de invierno. La última celebritie en pasear por Manhattan muy abrigada ha sido Mary Kate Olsen, que se ha marcado un look con pantalones pitillo y botines con el que reafirma que es una de las famosas que mejor utiliza el color negro a la hora de vestir. 

Con las cowboy, las botas hípicas y las militares repartiéndose el protagonismo de este inicio del otoño en lo que a calzado se refiere, la actriz ha preferido recuperar las 'chelsea boots', que funcionan de maravilla con unos vaqueros estrechos, ambos en color negro. Al tener un poquito de plataforma en la suela el modelo escogido por la diseñadora -el clásico de este tipo de calzado-, son la alternativa perfecta a las botas cowboy, que quizá sean las que piden de entrada unos jeans como los que ella misma lleva. 

Un top blanco metido por dentro para lucir el cinturón es la guinda a un look de entretiempo que ha convertido en uno más propio de diciembre que de comienzos de octubre gracias a los dos detalles mencionados anteriormente, un gorro de lana grueso en color tierra y un abrigo holgado y recto, con solapas anchas, que probablemente sea una pieza reciclada de la temporada pasada, donde se llevaron muchísimo. 

Mary Kate Olsen con un look en negro por las calles de Nueva York. | Gtres

Es el gorro el complemento que rompe la armonía que caracteriza el outfit de Mary Kate Olsen, tanto por el estilo del mismo, más deportivo e informal, como por el color, pero lo cierto es que es un detalle que también le aporta un plus de personalidad al conjunto, y funciona bien, a lo que ayuda el hecho de dejar su larga melena suelta por los laterales. 

Una mezcla, en definitiva, de lo más sencilla pero que precisamente se ha convertido en una de nuestras favoritas para inspirarnos de cara al invierno próximo.