Julia Roberts en un campeonato de Polo al más puro estilo 'Pretty Woman'. | Gtres

Lunares en un torneo de polo: el guiño de Julia Roberts a Pretty Woman que nos ha alegrado el día

29 años después vuelve a unir ambas variables. 

Woman.es

Pretty Woman es icónica por muchísimos detalles que ahora no vamos a ponernos a enumerar porque podríamos escribir un libro sobre ello, pero hay uno que juega un papel decisivo en la peli, el vestuario de Vivian Ward, el papel protagonista que inmortalizó a Julia Roberts.

De todos los looks que lleva en las dos horas que dura la comedia romántica más conocida de la historia del cine, hay uno que a todas nos viene a la cabeza de forma inmediata: el vestido marrón estampado con lunares blancos que lleva al torneo de polo al que acompaña a Edward Lewis (Richard Gere).

D.R.

La propia Julia Roberts sabe que se ha imitado ese vestido de forme recurrente durante las tres décadas que están a punto de cumplirse desde el estreno de la peli -10 de octubre de 1990 en España-, y lo ha demostrado con un guiño sútil y genial que nos ha conquistado en cuanto lo hemos visto: escogiendo el estampado de lunares para acudir a un torneo de polo en California.

Evidentemente, no parece casualidad, ¿verdad?

Julia Roberts con conjunto de lunares. | Gtres

Es, como habrás comprobado tú misma al verlo, un flechazo directo al corazón el look de la estrella de Hollywood. Es verdad que ambos looks no se parecen tanto si te parar a analizarlo porque uno es un mono y el otro un vestido midi, pero en la mente la nostalgia tiene mucha fuerza, es un motor imparable, y Roberts la ha estimulado con maestría con este outfit, en el que también hay otros detalles secundarios que recuerdan al estilismo de ese pasaje de la famosa película; en concreto, los zapatos claros, que en este caso son blancos y de cordones, y el cinturón que ajusta el look a su cintura, aunque también sea en un color distinto, el blanco, al de la cinta, que es marrón. 

El contexto es, sin duda alguna, el que tiene gran culpa de que la asociación de ideas sea inevitable, ya que la actriz lo ha escogido para acudir al Clásico Anual de Polo Veuve Clicquot celebrado en California. 

La verdad es que, dejando todo lo posible al margen nuestra adoración tanto por Pretty Woman como por Julia Roberts, hay que reconocer que el estampado de lunares le sienta como un guante, ya sea en la década de los 90 o casi en la del 2020. El mono de la colección otoño invierno 2019 de Michael Kors que ha lucido en el evento deportivo citado es una prueba objetiva más de ello. 

Relacionados