Lady Gaga volvió a regalarnos este domingo, 9 de septiembre, un look soberbio y escasamente discreto para la premiere de la película 'A star is born'.  | Evan Agostini / GTRES

Lady Gaga vuelve a transformarse en Toronto y se viste de diva gótica

Entre la sofisticación y una negrura dramática, Lady Gaga optó por un vestido de Armani Privé para presentar en Toronto su nueva película. 

Clara Hernández | Woman.es

Hace ya tiempo que una cierta sofisticación divina, con cierto aire vintage, se instaló en el armario de Lady Gaga, nuestra transgresora textil favorita. Sin embargo, el último look que ha utilizado la artista para presentar en Toronto 'A star is born' ('Ha nacido una estrella'), la película que coprotagoniza junto a Bradley Cooper y que este segundo dirige, ha querido hacer un guiño a su amor por los anticonvencionalismos, más presentes en otras etapas de su vida artística pero siempre reconocibles, de una u otra forma. 

Ver 8 fotos

Embutida en un bello vestido negro con corte sirena de Armani Privé, Lady Gaga ha brillado cual diva dramática bajo un velo con aplicaciones en plata que continuaba por la espalda hasta convertirse en un chal voluminoso y semitransparente que jugaba con tules y volúmenes. Debajo del velo (aquí no faltan detalles), un sombrero de pequeñas dimensiones a juego. 

El conjunto 'total black' está firmado, por completo, por la citada Armani Privé y pertenece a la colección de otoño-invierno 2018, que pudimos ver este verano desfilar en París. 

Giorgio Armani Prive - París - Alta costura - Otoño-Invierno 2018-2019 255 | IMAXtree.com / IMAXTREE

Los espléndidos pendientes en forma de cascada y la sortija son de Chopard.

Como ocurrió en Venecia, Bradley y Lady Gaga han demostrado su buena química y una de las escenas más fotografiadas del momento ha sido cuando el actor y cineasta ha retirado el velo de la cara de Lady Gaga, como si esta se tratara de una novia. 

Los estrenos de 'A star is born' están convirtiéndose en un gran show de de la aritista, convertida en reina de la alfombra roja con sus outfits nunca discretos y siempre inesperados. Ya antes, en Venecia, cortó la respiración con un elegante abrigo blanco oversize de Jean Paul Gaultier y cabello a juego, pero sobre todo con un magistral Valentino de plumas que nos hizo pensar que la estadounidense sería incapaz de superar. Al menos, por mucho tiempo. 

Ver 7 fotos