Kim Kardashian y Kendall Jenner sobre el escenario de los Emmy. | USA TODAY Network / CORDON

Kim Kardashian y Kendall Jenner también estuvieron en los Emmy 2019

Presentaron un premio con anécdota incluida. 

María Aguirre | Woman.es

La gran noche de las series, en la que se celebra la gala de los Emmy, denota cada año el crecimiento y la trascendencia que tiene esta rama de la industria audiovisual en la sociedad actual.

No son los Oscar (al menos todavía) pero la cobertura mediática de lo que allí ocurre -despedida definitiva de 'Juego de Tronos' y éxito de la comedia 'Fleabag', lo más destacado- y la lista de celebrities que acuden así lo demuestran. En el evento celebrado en Microsoft Theatre de Los Angeles, han desfilado por su alfombra roja un sinfín de estrellas. Más allá de todas las dedicadas a la propia industria, dos de las más destacadas han sido Kendall Jenner y Kim Kardashian, que han tenido el honor de entregar un premio. 

Ha sido una noche de sensaciones extremas para las dos hermanas, que han subido juntas al escenario y también han posado de la misma manera a su llegada al evento. Ambas han brillado como es habitual en ellas, puesto que dominan la puesta en escena como pocas, y lo curioso es que lo han hecho recurriendo a la moda británica pero con dos estilos opuestos: Kim recurriendo a uno de sus ya clásicos homenajes a la alta costura de finales del sXX y Kendall por lo contrario, al lucir un vestido recién salido del horno en la Semana de la Moda de Londres.

Kendall Jenner y Kim Kardashian a su llegada a los Emmy 2019. | Gtres

La modelo, de vuelta al cabello moreno tras desfilar teñida de rubia en el último desfile de Burberry en la capital británica hace pocos días, ha brillado con luz propia gracias a un diseño de la colección primavera verano 2020 de Richard Quinn con silueta entallada y decorada con llamativas amapolas rojas que contrasta tanto con el corte en su parte baja, donde se abre gracias a una llamativa cola, como con las mangas largas y cuello alto, fabricados en látex negro. Una pieza que muestra a la perfección la personalidad del diseñador británico, con gusto por fusionar lo clásico con lo futurista en la misma creación. 

Menos colorida pero igual de elegante ha lucido Kim Kardashian, que se ha decantado por un vestido largo, liso en color negro, y de aire victoriano firmado por la diseñadora Vivienne Westwood, con tirantes, falda larga y escote cuadrado sobre el que lucían dos impresionantes collares, uno con eslabones de un grosor notable como marca la tendencia y el otro, más fino, rematado con un colgante con forma de cruz latina. El diseño en cuestión, fabricado en terciopelo, pertenece a la colección otoño invierno del año 96 de la creadora británica.

Menos agradable ha sido la experiencia de Jenner y Kardashian entregando el galardón al Mejor Programa de Competición, ya que una frase guionizada ha dado lugar a una de las polémicas de la noche, contada en sus redes sociales por distintos periodistas que han asistido a la gala.

Al parecer, buena parte de la audiencia soltó una carcajada al escuchar la introducción del premio de Kim Kardashian: "Nuestra familia sabe de primera mano que la televisión verdaderamente emocionante la hacen personas reales siendo ellas mismas -en referencia al reality 'Keeping Up With The Kardasians'-". La polémica se ha ido alimentando en las horas posteriores a la gala entre los que consideran que las risas fueron una falta de respeto hacia la empresaria y su hermana y los que no. 

 

Como todo lo que ocurre en el universo Kardashian, las redes sociales harán su magia habitual haciendo de altavoz y a buen seguro será uno de los debates de la semana, pero lo cierto es que, más allá de esta anécdota, ambas nos han dejado sendos looks para el recuerdo. 

Relacionados

-->