Kate Middleton rescata uno de sus abrigos preferidos 13 años después. | gtres

Kate Middleton tiene la prueba de que un básico dura siempre

La Duquesa de Cambridge saca del armario un abrigo blanco de Reiss y nos demuestra que un básico nunca pasa de moda

A.M. | Woman.es

Si hay alguien que sabe reciclar su ropa y verse siempre despampanante esa es Kate Middleton. La esposa del Príncipe William no tiene miedo a repetir, eso ya la sabemos, de hecho suele hacerlo con bastante frecuencia, y es que en su armario hay verdaderas joyas que incluso compró antes de llegar al Palacio de Kensington, y que sigue tirando de ellas cuando más las necesita.

- Kate Middleton apuesta por la moda sostenible con su último look de Sézane

- Kate Middleton dice que, si quieres huir de los vestidos negros, el color verde botella es ideal para un look de invitada

Así lo hemos podido comprobar durante el segundo día de la gira oficial que lleva a cabo junto al príncipe William en Dublín. Para esta ocasión la duquesa de Cambridge ha decidido desempolvar un abrigo blanco que tiene desde hace 13 años y con el que nos enseña que un buen básico dura para siempre.

Kate Middleton y el príncipe William durante su segundo día de gira oficial en Dublín. | gtres

Se trata de un abrigo blanco con botonadura cruzada en negro de la firma Reiss. La primera vez que se lo vimos fue en el 2007, en el cumpleaños de Peter Phillips, primo del Príncipe William y cuatro años antes de casarse. 

Todo apunta a que se trata de una pieza muy especial para la duquesa quien en 2008 lo llevó en dos ocasiones muy puntuales: para su cumpleaños número 26 y para la graduación de William de la Real Fuerza Aérea británica. 

El príncipe William y Kate Middleton, hace 13 años. | gtres

Estamos seguras de que parte de su atemporalidad reside en el cuello vuelto de este abrigo que hoy por hoy seguimos viendo en las calles. Para este segundo día de gira oficial por Dublín, en donde la pareja se encuentra visitando obras benéficas dedicada a la salud mental, la Duquesa escogió un atuendo más sobrio que los del día anterior. Combinó con una blusa negra de polka dots de Equipment con pantalones negros y unos botines de Russell & Bromley.

Kate nos demuestra que no solo está bien repetir, sino que hay clásicos que nunca mueren y que ella sigue exactamente igual de bien que hace 13 años.