El vestido parece cruzado, pero en realidad se trata de un trampantojo. | MEGA / GTRES

El vestido-trampantojo de Karlie Kross demuestra que también se puede llevar el 'wrap dress' en otoño

Cruzado parece, pero no lo es.

WOMAN.ES |I.A.

Si hay una pieza que se coronó como el rey indiscutible del pasado verano, ese es el 'wrap dress'. Prácticamente de la noche a la mañana, las playas (y las calles de las ciudades) se llenaron de vestidos cruzados de inspiración parisina y decorados con 'mini prints' de todo tipo. De los 'cestitos' de mimbre ya ni hablamos. ¡Ay Jeanne Damas, la que has liado!

Si eres fan de esta prenda, estás de enhorabuena, ya que lejos de tener que decirle  'adiós' con la llegada del mal tiempo, son muchas las famosas y las 'influencers' que han optado por sacarlo a la calle. Algunas lo eligen para eventos nocturnos y lo combinan con altísimos tacones. Otras, en cambio, lo lucen en el día a día valiéndose de la técnica de las superposiciones (con jerséis de cuello alto o 'jeans' debajo).

La modelo lo combinó con unos 'stilettos' al tono y un bolso acolchado negro. | MEGA / GTRES

Una de las que parece querer demostrar que el vestido cruzado también se puede llevar en los meses que vienen es la modelo Karlie Kloss. O, al menos, en cierta medida. La top estadounidense se decantó por un vestido que es un verdadero trampantojo, ya que, aunque parece que sí es cruzado, solo se trata de un efecto óptico. El diseño en cuestión, de manga larga y teñido en un rosa satinado muy favorecedor, es perfecto para salir a tomar unas copas en las noches del otoño. Ella lo combina con unos 'stilettos' a juego con el vestido y el bolso Boy de Chanel, un clásico que nunca pasa de moda.

El vestido parece cruzado, pero en realidad se trata de un trampantojo. | MEGA / GTRES

Por su estructura, este tipo de vestidos es una de las apuestas más infalibles para el día y la noche, ya que favorecen a todo tipo de cuerpos. ¿Un consejo? Si nos sabes por cuál decantarte, elige los bañados en tonos lisos o los de rayas verticales y apúntate unos tantos. Karlie Kloss de eso sabe un rato.