GETTY

Jessica Alba, un ejemplo de mujer emprendedora: "He allanado mi propio camino"

La actriz es ahora dueña de un imperio, pero ha reconocido que, para conseguirlo, tuvo que enfrentarse a muchos obstáculos.

María Viéitez

La faceta más conocida de Jessica Alba es, por supuesto, la de actriz. Ha participado en reconocidas producciones y trabajado con importantes directores, pero, además, es una exitosa empresaria que logró construir un imperio desde cero.

La actriz protagonista de 'Los cuatro fantásticos' fundó su empresa, The Honest Company, hace ya varios años. Y aunque desde que inició el camino de emprendimiento siempre confió en que algún día lograría alcanzar su sueño, ha reconocido que no ha sido nada fácil.

The Honest Company es una empresa dedicada a la fabricación y comercialización de productos de belleza, para bebés y para la limpieza del hogar sostenibles. En la actualidad, y con motivo de la vuelta al cole, la empresa fundada por Alba está llevando a cabo un programa de ayuda a familias. Esta iniciativa, llevada a cabo junto con Baby2Baby, se encarga de donar desinfectantes de manos a niños en situaciones de vulnerabilidad por cada producto de limpieza vendido.

"Simplemente, mi corazón sabía que esta empresa debía existir", dijo la actriz y empresaria durante su última entrevista con la revista People. Y aunque es cierto que siempre ha liderado el proyecto con pasión y determinación, Alba ha confesado que, durante el camino, se ha tenido que enfrentar a detractores que nunca confiaron en que la actriz alcanzase el éxito con su empresa.

"Me encantan los hechos y los datos, así que cada vez que encuentro a algún detractor con una lista de razones por las que esto no debería suceder, me encanta hacer preguntas. 'Ah ¿sí? ¿Por qué no podría funcionar? Y entonces reúnes todos los datos que necesitas para entrar y golpearles en la cabeza con ellos", explica la actriz.

Alba fundó The Honest Company en 2012 y ha revelado que confió desde el principio en que se convertiría en algo grande. "En realidad tuve una gran visión de inmediato, aunque luego tuve que bajarla a la tierra", explica. Sin embargo, siempre tuvo en mente un importante motivo por el que seguir adelante: "Si la gente sabe que puede tomar su salud y su bienestar en sus manos y tomar mejores decisiones, ¿por qué no lo haría?".

- Reese Witherspoon comparte su cóctel favorito en TikTok

- Del maximalismo de Jessica Alba a la sobriedad de Olivia Wilde, ¿con qué te quedas?

Enfrentarse a aquellos que no creyeron en ella y en su ida fue, sin duda, un gran reto. Pero una vez puesta en marcha, la actriz de 40 años tuvo que enfrentarse a nuevas y complejas vicisitudes. "Lo más difícil fue empezar. Cada detalle era importante. Así que no dormía mucho, y trabajaba los fines de semana hasta que me obsesioné", explica.

Antes de convertirse en emprendedora y empresaria, Alba era una actriz exitosa a la que no le han faltado ofertas de trabajo. Sin embargo, sentía no estar satisfecha, y ese fue el motivo por el que comenzó a desarrollar su idea de negocio: quería contribuir al mundo con algo grande. "Sé lo que es vivir de cheque en cheque, y no es nada divertido. Así que tenía una mentalidad diferente, un impulso diferente". Y continúa: “He tenido que allanar mi propio camino".

A pesar de haber recibido el rechazo, las críticas y el escepticismo de muchos, Alba no cesó en su empeño, y eso, sin duda, es de admirar. "Nadie creía que pudiera hacerlo, pero si estás pensando en hacer algo que no has hecho nunca, o que nunca nadie ha hecho antes, ¿qué tienes que perder realmente?".