Jennifer López con abrigo azul. | Gtres

Jennifer Lopez te muestra cómo darle un aire chic a las clásicas botas de montaña

Apostando por el color azul. 

wom

Hubo un tiempo (bien lo sabrás tú si eres millenial) en que las botas de montaña eran la tendencia dominante en el estilo de los jóvenes de finales de los noventa y comienzos de los dosmil. Timberland consiguió expandir sus diseños, que ya dejaron de ser cosa exclusivamente de terrenos rurales y de la cultura del hip hop para conquistar otros estilos muy alejados de este. 

Casi dos décadas después, todo lo que huele a entonces está de vuelta en mayor o medida al mundo de la moda. Pasa con la ropa utilitaria, ya sea de inspiración en el mundo laboral, como los famosos monos que tanto se han llevado la pasada primavera sin ir más lejos, o montañera, con los pantalones tipo cargo como gran ejemplo.

Pues bien, siguiendo con este evolución natural, era cuestión de tiempo que el calzado ideal de este otoño para rematar tus looks informales, con los jeans por bandera, fueran las botas de montaña. Un calzado que en su forma apenas ha cambiado con el paso del tiempo de aquellos modelos de firmas como la ya citada. 

Las celebrities lo saben y han empezado a exprimir sus virtudes dándoles una vuelta de tuerca, que es justo lo que ha hecho Jennifer López en su último outfit.

Jennifer López con look en tonos azules | Felipe Ramales / GTRES

La cantante y actriz del Bronx es consciente de las limitaciones que tienen estas botas en cuanto a su forma; por eso ha explorado nuevos caminos poco transitados hasta ahora en este tipo de botas: el color.

Es cierto que las distintas marcas que las fabrican han intentado actualizarlas diseñando versiones coloridas, pero ninguna nos había calado tanto como el modelo azul cielo que ha lucido JLo junto con un abrigo largo a juego en el mismo color y un bolso también en la misma línea.

Una demostración más de que se puede construir un look original desde los complementos. Por algo Jennifer fue nombrada icono de moda en la última entrega de los CFDA, ¿no?