Kim Kardashian fue una de las más aplaudidas en la gala MET 2019. | Dimitrios Kambouris / GETTY

En furgoneta y de pie: así tuvo que llegar Kim Kardashian a la gala MET para no estropear su vestido

¡Tremendo!

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

La gala MET de este año 2019 será recordada como una de las mejores o por lo menos de las más divertidas y entretenidas. La temática 'camp' de la gala (que sería algo así como un estilo hortera, irónico, exagerado, artificial, ostentoso, contracultural, superficial y afectado) hizo que todas las celebrities dejaran volar la imaginación y nos demostrasen que la moda puede ser muy entretenida. 

Así pues, pudimos disfrutar con el mono 'glam' perfecto de Emma Stone, con el look de Jared Leto con el que perder la cabeza (literal), con Zendaya convertida en Cenicienta, con Kendall Jenner cual artista de Cabaret repleta de plumas, lentejuelas y transparencias, con Irina Shayk y su cara lavada... Pero si hubo una persona que volvió a ser el centro de atención, esa fue Kim Kardashian

La socialité deslumbró con un vestido 'efecto mojado' (sí, existe), obra de Thierry Mugler, que lució con total maestría. Un complicado diseño que se le ceñía al cuerpo como una segunda piel. ¿Era cómodo? Pues gracias a que Kim Kardashian no tiene reparos en contarnos absolutamente todo, horas más tarde del final de la gala, la empresaria (y ahora también estudiante de Derecho) ha desvelado uno de los secretos mejor guardados de su estilismo.

El vestido simulaba el efecto mojado de las gotas de agua mediante el bordado de perlas. | Dimitrios Kambouris / GETTY

La socialité ha confesado en un vídeo para una prestigiosa publicación de moda que tuvo que trasladarse hasta el Museo Metropolitano de arte de Nueva York en una furgoneta y de pie. Exacto. "No podía sentarme con el vestido. Así que iba en la parte de detrás de la furgoneta, agarrada a una barra. Después, durante la gala, no pude sentarme tampoco, como mucho medio sentarme", ha declarado.

Ver 116 fotos

Y es que queda claro que la moda, a veces, muy cómoda no es. Pero bueno, como bien dice el dicho, para presumir, hay que sufrir. Y Kim Kardashian de eso sabe un rato.

Ver 25 fotos

 

Relacionados