La italiana Chiara Ferragni combina como nadie la chaqueta de cuero y el pantalón de chándal. | INSTAGRAM

¿Pantalón de chándal con 'biker' de cuero? Chiara Ferragni ha dado con la mejor forma de combinarlos

La 'influencer' italiana demuestra que, para ella, no hay combinación imposible.

IVÁN AVELLO | WOMAN.ES

Si hay una verdad indiscutible en el mundo de la moda es que las combinaciones que parecen, a priori, más locas y arriesgadas pueden terminar convirtiéndose en las más efectivas. ¿Botas 'cowboy' con vestidos de inspiración 'lady'? Por supuesto. ¿Fucsia con rojo o naranja? Claro que sí. ¿Vestidos de noche con deportivas? Tres veces sí. Si hay dos piezas que aún muchas siguen considerando como antagonistas y que, dicen, no se pondrían juntas ni locas, esas son la cazadora de cuero y los pantalones de chándal. Y puede que se nos antoje como un 'look' un pelín complicado, pero lo cierto es que en esta era del 'streetwear' esta se ha convertido en una de las opciones que suman puntos para llevar 24/7.

Chiara Ferragni, reina de los imposibles 'fashion', ha dado dado con el binomio de 'biker' y pantalón de chándal ante la que prácticamente ninguna se podrá resistir. La 'influencer' italiana compartió una imagen en su perfil de Instagram con una cazadora de cuero de corte clásico y con unos pantalones de chándal con banda lateral en blanco y decorada con corchetes laterales de su firma homónima. 

 

 

Como nexo entre la parte superior e inferior del 'look', Chiara Ferragni se ha decantado por un top con transparencias que deja ver su ropa interior, firmada por Intimissimi, además de un colgante de oro con la figura de Mickey Mouse que en los últimos tiempos no se ha quitado (sí, parece que ella está tan obsesionada con el ratón como nosotros ahora que se cumplen las nueve décadas de su 'nacimiento').

¿Y de calzado? Ella va sobre seguro y se decanta por unas deportivas blancas, también de su marca. Y nosotros, en un alarde de valentía, vamos un paso más allá: ¿y si optara por unos zapatos de tacón? Quizá sería rizar el rizo y la podría llevar a un fallo de manual, pero visto desde la distancia no nos parece nada descabellado. Ya lo decía Martirio: "en chándal y tacones, arreglá pero informal". Pues eso.