Carlota Casiraghi dio una lección de estilo en la gala de inicio de temporada | Gtres / GTRES

Carlota Casiraghi, reina en la Ópera de París

La hija de Carolina de Mónaco presumió de estilo con un vestido de encaje negro. 

Woman.es

Pillar a Carlota Casiraghi en un renuncio es casi imposible. Se ha ganado a pulso el estar considerada uno de los miembros más elegantes de la realeza europea por cada uno de los looks que luce en sus apariciones públicas.

Esta vez, la hija de Carolina de Mónaco ha revalidado su título con un diseño de Giambattista Valli. Un vestido corto realizado en encaje de color negro con lazo al cuello y detalles florales bordados en la parte superior que acompañó de unas sandalias de tacón ancho y unos pendientes en forma de lágrima que quedaban a la vista gracias al sencillo recogido que escogió para su melena. 

Un vestido de Giambattista Valli fue la elección de Carlota Casiraghi en la Ópera de París | Gtres / GTRES

Un estilismo diez con el que pudimos ver a la joven en la gala inaugural de la Ópera Garnier, a la que ha acudido junto a Dimitri Rassam. La pareja disfrutó de la noche parisina aunque no quisieron posar juntos para los fotógrafos, como ya ocurriera hace unas semanas en la Bienal de Venecia.

Una aparición que coincide con el inminente anuncio de boda según varios medios de comunicación franceses que apuntan que Carlota y el productor, quienes tienen un hijo en común de tres años, formalizarán su relación en breve.