Trucos psicológicos para adelgazar

Paola Lei | Woman.es

No solo engordas porque comes mal y no haces nada de ejercicio. Los últimos datos muestran que engordas, sobre todo, porque comes mal y punto. Y no comes mal solo porque tienes hambre hay un arsenal de recursos psicológicos que te hacen zampar más de lo que te gustaría.

Es por eso que los consejos más interesantes y novedosos que se están dando para perder peso no tienen nada que ver con las dietas ni con los ejercicios. Al menos no en lo fundamental. Las nuevas reglas tienen que ver con la psicología y el poder de la mente.

El gurú de estas teorías ese llama Brian Wansink, es investigador en la Universidad de Cornell y fue llamado por Michelle Obama a la Casa Blanca para elaborar las guías de alimentación de Estados Unidos.

Wansik dice cosas como estas en sus conferencias:

“Cada uno de nosotros come mucho más de lo que debería no solo por su apetito sino por la familia que lo rodea, los amigos, los packagings de la comida, el tamaño de los platos, sus nombres, sus colores, sus etiquetas, sus formas, colores y olores. La lista es interminable, y además invisible”.

Por ello sus consejos para adelgazar tienen más que ver con los sentidos y la psicología que con la nutrición. Estos son sus trucos infalibles:

 

Quita de la vista lo que no quieras comer. Esconde los refrescos y los dulces y pon la fruta en un sitio más visible y accesible de la nevera.

Pon la comida fuera de tu alcance. Por ejemplo, sírvete poca cantidad de comida en el plato, así si quieres más tendrás que levantarte e ir a la cocina a buscarla. Quizás antes de hacer todo eso cambies de idea.

No vayas al súper con hambre, y mucho menos enfadado.

Come despacio. LA señal de saciedad tarda 20 minutos en llegar al cerebro. Dale tiempo.

Reduce tus opciones de comida. Solo pon dos cosas a la vez en el plato. Abúrrete un poco de comer.

consciente de lo que comes. Y si quieres perder peso igual tendrás que comer solo y en casa con más frecuencia.

 

Tags:

belleza