Toma bien el sol: 10 reglas obligatorias

Broncéate pero con precaución: evitarás las manchas y el fotoenvejecimiento.

Susana Fernández

Este es el decálogo que debes seguir a la hora de tomar el sol este verano, según la Dra. Natalia Ribé:

1 Aplicar protector solar antes de salir de casa. Ayudará a filtrar las radiaciones ultravioleta A y B, que son perjudiciales para la piel, y además conseguiremos un bronceado progresivo y seguro, sin quemaduras o consecuencias a largo plazo, como el fotoenvejecimiento o incluso el cáncer de piel. Usa protección solar de SPF 30 o superior (los hay con vitaminas para combatir los radicales libres y ácido hialurónico para hidratar).

2 El protector solar se ha de aplicar cada dos horas. ¡Si es necesario, ponte la alarma en el móvil!

3 Complementa la protección al sol con sombreros, gafas, pareos… Actualmente en el mercado hay incluso camisetas con factor de protección incorporado.

4 Los nutricosméticos también son una ayuda. Son ideales para proteger la piel antes de la exposición solar ya que activan nuestras defensas naturales frente al sol. Contienen, además, vitaminas C, E y D y antioxidantes. Y si incluyen caroteno, conseguiremos un bronceado más duradero.

5 Si estamos en la playa o en la piscina, hay que tener en cuenta que el protector que se utilice sea resistente al agua, ya que es importante ir refrescándose cada media hora.

6 Hay que tomar el sol en horarios adecuados. Lo ideal es hacerlo antes de las 11h y después de las 16h, y siempre de forma gradual. Las horas en las que el sol es más peligroso son de 12h a 15h.

7 Destierra mitos. Existe la falsa creencia de que si nos aplicamos factor de protección no nos pondremos morenos, pero es falso. Las cremas con factor de protección dejan que nos bronceemos pero de forma saludable y continua, evitando quemaduras y consiguiendo un tono más natural y bonito, y además más duradero.

8 El sol también nos afecta en la ciudad. No te apliques factor de protección solar sólo cuando vas a la piscina o a la playa, hazlo en tu día a día.

9 Después de la exposición solar, es muy importante aplicar cremas hidratantes con aloe vera que hidraten la piel, la reparen y consigan mantener el bronceado más tiempo.

10 Exfolia la piel (mientras te duchas) una vez a la semana, para eliminar las células muertas de la piel. Esto ayudará a mantener el bronceado durante más tiempo.