Si no quieres llevarte disgustos cuando el objetivo se aproxime a tu rostro, debes tomar la precaución de acondicionar tu piel para que resplandezca y el maquillaje se mantenga intacto horas y horas. «La noche anterior hay que esmerarse con la limpieza de la piel y después hacer una exfoliación suave, que no agreda ni enrojezca el rostro, pero que elimine las células muertas que vuelven mate nuestra tez», asegura Natalia de la Vega, del centro de estética Tacha. Después, se aplica el tónico para regular el pH y lograr que los cosméticos que usemos luego sean más eficaces.«Escoge una crema con efecto lifting», apunta la esteticista. Un plus: dormir ocho horas es básico para amanecer descansada.El día D: Al despertar, limpia y tonifica la piel y extiende una mascarilla iluminadora con efecto flash. «Es un tratamiento intensivo que deja la piel hidratada, luminosa, con el poro cerrado, lisa y rejuvenecida.» Después, aplica un sérum o ampolla tensora de resultados inmediatos: «Para que penetre mejor y el maquillaje dure más, presiona con las palmas de las manos», concluye la esteticista.

La más guapa de la foto

Prueba estos consejos sobre cómo prepararte, maquillarte, peinarte, posar… y verás cómo ganas en fotogenia.

Mamen Ruiz Puertas
Ver 8 fotos

¿Eres de las que te escondes en las fotos porque crees que sales fatal? ¿Alguna celebración a la vista que querrás inmortalizar? Prueba estos consejos sobre cómo prepararte, maquillarte, peinarte, posar… y verás cómo ganas en fotogenia.