5 trucos para eliminar bolsas y ojeras

Beatriz Caballero | Woman.es

Ya sea por genética, cansancio, estrés, retención de líquidos, un mal día o una mala noche… Las ojeras y las bolsas bajo los ojos son las invitadas menos deseadas a cualquier fiesta.

Es cierto que existen bastantes trucos para ayudar a combatirlas y hasta productos milagrosos pero… ¿Realmente son tan milagrosos? ¿Todos ellos funcionan?

Hemos preparado para ti un sencillo plan de 5 pasos o hábitos para que los introduzcas en tu rutina de belleza diaria y en tu día a día y así conseguirás acabar de una vez por todas con las antiestéticas ojeras y bolsas. ¿Lo mejor de todo? ¡Inversión cero!

El primer truco es tan sencillo como esto: cambia de almohada. O acostúmbrate a dormir con un cojín encima de la que usas normalmente. Ojo, no te pases. No queremos que tus bolsas desaparezcan pero que a cambio acabes con un dolor de cuello impresionante… Lo importante es que tengas la cabeza ligeramente más elevada que el resto del cuerpo, así, ayudarás a la descongestión y favorecerás la circulación causante de las bolsas bajo los párpados. Si eres de las que se levanta con los ojos hinchados, éste es tu remedio.

Acostúmbrate a guardar tu producto específico para el contorno de ojos en la nevera. El frío ayudará a su aplicación haciendo que sea más efectivo y descongestione esta zona al instante. Además será el mejor despertador que necesitas cada mañana.

Por la noche, cuándo llegues a casa, desmaquíllate, lava tu cara y prepara esta mascarilla especial para círculos oscuros en los ojos. Mezcla 5 gotitas de limón con el jugo de medio tomate y ½ cucharada de harina de trigo hasta que se forme una pasta. Aplica la emulsión en la zona de los ojos y deja actuar entre 5 y 7 minutos. Si repites esto entre de dos a tres veces por semana veras como el efecto mapache desaparecerá.

Después de tanto buscar, has encontrado tu producto estrella para combatir tanto ojeras como bolsas pero… ¿sabes realmente aplicarlo? Cuando lo hagas nunca te acerques a la línea de las pestañas, ni las superiores, ni las inferiores. Deja por lo menos un centímetro y medio de espacio. El motivo es que estas cremas suelen ser bastante grasas y esta zona tiene la piel muy fina y sensible. Si lo aplicamos directamente conseguiremos el efecto contrario e incluso se irritará o nos saldrán granitos. La crema por si sola irá penetrando hacia el área en cuestión. Recuerda ya de paso cómo aplicar el iluminador y el corrector con los resultados más óptimos.

Una de las causas principales de bolsas y ojeras en la mujer es la retención de líquidos y no hay nada mejor para la desintoxicación de la piel como beber un vaso de agua tibia con el zumo de medio limón. Verás como tu piel se llena de luz y mejora en general, pero sobretodo la de la zona de alrededor del ojo.