Fátima

El truco que no cuesta nada y mejorará tu piel al instante

Hazlo antes de dormir. 

Clara Hernández | Woman.es

¿Existen métodos capaces de iluminar tu rostro al momento y que, además, no cuesten nada? Suena a fantasía pero... ¡sí, existen! Y la 'fórmula mágica' está en tus manos, nos recuerdan los expertos.

Hablamos de los masajes, cuya lista de beneficios no podríamos leer entera sin hacer 'scroll', seguramente. ¿Ejemplos? Activan el riego sanguíneo y aumentan la oxigenación (esto contribuye a que la piel tenga un aspecto más saludable, terso y con buen color), eliminan las células muertes (previene el acné y los puntos negros) y reactivan el sistema linfático.

Los masajes facilares reactivan la circulación y oxigenan el rostro.  | andresr / ISTOCK

Es decir, en general los masajes son una forma fácil, eficaz y barata de cuidar nuestra piel pero, ¿cómo debemos hacerlo si se trata de automasajearnos? Toma nota: 

1. El momento ideal para el masaje es al final del día. 

2. Antes de comenzar con el masaje, hay que limpiar la piel y retirar los restos de suciedad o de maquillaje. Esto hará que se abran los poros, lo que ayudará a la eficacia de tu masaje o de cualquier producto que utilices a continuación.  ¿Necesitas sugerencias? Mira nuestras limpiadoras favoritas: 

Ver 5 fotos

3. Elige tu crema hidratante, aceite o serum favorito y extiéndelo por todo el rostro. 

4. Llega el momento del masaje. Lo mejor es comenzar masajeando con movimientos circulares hacia la frente, partiendo del hueso de la ceja. Hazlo tú misma mirándote a un espejo. 

Restaurar el equilibrio: uno de los objetivos.  | proxyminder / ISTOCK

5. Continúa con movimientos suaves en el área de debajo de los ojos para eliminar hinchazones. 

6. Pasamos a la línea de la mandíbula con el objetivo de contornear y definir. Los movimientos partirían de la barbilla e irían hacía los laterales de la cara. 

7. Para terminar, mueve el cuello para que ese masaje linfático sea realmente eficaz.