La herramienta de búsqueda por tonos de piel de Pinterest. | IMAXTREE.COM / IMAXTREE

Trucos de backstage para unos labios de 10

Conseguir unos labios bonitos y un labial que dure no siempre resulta sencillo. 

Mar Peiteado | Woman.es

Los expertos nos dan las claves para una boca perfecta. El color no lo es todo. Atenta a los pasos previos porque, en la preparación, está el secreto de un buen resultado de labios.

1- Tratamiento y cuidado

Lo más importante para que quede bien el color es que esté sobre un lienzo óptimo.  "Nuestro labio debe tratarse de la misma manera que tratamos la piel, hay que cuidarlo y mimarlo", recomienda la directora creativa de NYX (https://www.nyxcosmetics.es), Silvia Pellissa que aconseja tratarlo antes, pero también después de maquillarlo: "Por la noche cuando te desmaquilles deja tu labio con un bálsamo que lo nutra y repare".

2- Protección solar

La radiación ultravioleta también afecta a los labios y, como en la piel del rostro o del cuerpo, puede provocar cáncer y también envejecimiento prematuro ya que genera radicales libres que destruyen el colágeno produciendo un afinamiento del tejido labial, líneas, agrietamiento y descamación. 

3- Exfoliación periódica

Es un gesto que conviene introducir en nuestra rutina de cuidado con cierta regularidad: "Dos veces por semana es suficiente para eliminar pellejitos y pieles muertas", concreta Eliecer Prince, National Make Up Artist de Guerlain. Para aplicarlo, Carmen Navarro propone realizar suaves masajes circulares en la zona con un cepillo extrasuave: "Provocará un aumento de la circulación y un sutil engrosamiento en su volumen, a la vez que arrastrará las células muertas y contribuirá a alisar pequeñas arrugas".  

4- Atención al contorno

Carmen Navarro propone luchar contra el código de barras  aplicando dos veces al día un producto específico o incluso "el mismo producto que utilices para el contorno del ojo". Además, recuerda: "Mantén a raya el vello depilándolo con cera fría o con hilo".

5. Limpiar antes de dar color

A veces maquillamos el labio sobre una base de bálsamo. Error. "Hay que retirar todo exceso de producto nutritivo o reparador, ya que tiene una base de aceite que impedirá una buena fijación y aplicación del labial", advierte Silvia Pellissa que propone retirarlo presionando suavemente con un tisú. 

6. La importancia de una prebase 

En este momento los expertos recomiendan aplicar un primer: "Este tipo de producto no repara ni nutre, sino que mantiene esa hidratación previa en el labio creando una fina capa que, además, hará que el pigmento se adhiera mejor y dure mucho más el labial", explica la directora creativa de NYX que propone un truco con el primer, especialmente indicado en esas pieles con líneas verticales en el contorno del labio: "Aplica un poco por el borde del labio. Creará una barrera invisible y ayudará a que el labial no filtre hacia fuera".

7. ¿Perfilador? Siempre

Hay mucha leyenda urbana entorno a este producto, pero los profesionales aseguran que es un paso importantísimo porque, no solo contribuye a la duración del maquillaje, sino que define la forma del labio y permite corregir pequeñas imperfecciones. Eliecer Prince propone, en caso de comisuras caídas, "rellenar un poco más los laterales del labio superior con el perfilador". Si la sonrisa es plana, "dibujar un arco de cupido pero, cuidado, sin elegir un tono de perfilador más oscuro que el del labial". Los labios irregulares también pueden disimularse perfilando "por dentro o por fuera de la línea del labio, en cada zona, para igualar".

El perfilador es un producto muy versátil, pero el buen resultado depende de una regla inviolable: Tiene que ser del mismo color que el labial que elijas. 

8. Por dónde empezar

Perfilar el labio ayuda a delimitar bien la zona donde irá el color. Cualquier dibujo es más nítido si primero marcamos el contorno y después lo coloreamos que si solo lo define el coloreado. Silvia Pellissa propone empezar dibujando por el arco de cupido: "Asegúrate de dibujar por encima de la línea que marca tu labio, ni por dentro ni por fuera, sino justo en el límite". Tras dibujar los dos arcos, hay que bajar hasta las comisuras. "A continuación, marca la parte inferior del labio y, lo mismo, hasta las comisuras", propone la experta de NYX que recomienda rellenar el labio con el perfilador. "Una vez terminado, fíjate en el espejo si está bien igualado y en equilibrio", aconseja. 

9. La elección del color

Sobre gustos no hay nada escrito pero, si quieres, por ejemplo, que el color de tus labios intensifique la blancura de tus dientes, las reglas cromáticas son claras: "El labial tiene que tener pigmentos azules para resaltar la blancura de los dientes", explica el national make up artist de Guerlain que asegura que rojos intensos, fucsias y burdeos son los tonos ganadores. Eliecer Prince afirma que los tonos fríos y los brillos también aclaran visualmente la dentadura, y advierte: "Hay que huir de los anaranjados, rosados, beiges y marrones que contienen por lo general pigmentos amarillos". 

10. Atreverse con la brocha

Silvia Pellissa propone aplicar el color elegido con una brocha de labios: "Nos asegura precisión y no salirnos de la línea".

 

Relacionados

-->