Cómo acabar con las manchas de la piel. | PeopleImages / GETTY

La solución para decir adiós a las manchas de la piel

El invierno es la época en la que debes tratar los problemas de manchas. 

Leticia Carrera | Woman.es

Los meses de invierno son los más apropiados para tratar los problemas de pigmentación, pues estos protocolos son incompatibles con la exposición solar que es además la principal causante de las temibles manchas que hacen que nuestro rostro pierda luminosidad y belleza.  

Cabe distinguir entre tres tipos diferentes de manchas, a las que pondremos nombre tras un diagnóstico:

1. Léntigos: son manchas pequeñas, comparadas con el melasma, marrones también de distinta intensidad, más redondeadas y con bordes más regulares, en ocasiones pueden parecer pecas grandes. Se originan como consecuencia del exceso de sol y de la edad, aunque actualmente aparecen cada vez a edades más tempranas en rostro, escote y manos por haber agotado el capital solar.

Tratamiento: Los léntigos se eliminan fácilmente con luz pulsada intensa Ellipse en cara, escote y manos.

2. Melasma: es la mancha más difícil de tratar, suelen ser grandes irregulares, marrones de distinta intensidad, con forma de mapa y que aparecen generalmente en labio superior, mejillas y frente. Las causas de la aparición de melasma son múltiples: embarazo, consumo de anticonceptivos hormonales y de otros medicamentos que producen fotosensibilidad, predisposición genética, estrés, excesiva exposición solar,.. En ocasiones se combinan dos o más de estos factores predisponentes. Por otra parte cada vez vemos más casos de melasma con un componente vascular muy importante que responde muy bien al tratamiento de luz pulsada y peeling químico.

En general, para evitar el melasma, es conveniente protegerse mucho del sol utilizando cremas o maquillajes con un alto factor de protección (mínimo SPF 30) y aplicando una cantidad apropiada de producto para que la protección sea efectiva. Con cualquier tratamiento hormonal o durante el embarazo hay que cuidar en extremo la exposición al sol y antes de comenzar un tratamiento farmacológico informarse del riesgo de la exposición solar durante el tratamiento para conocer las precauciones necesarias.

3. Queratosis actínica: son manchas rosadas o marrones a veces poco perceptibles a la vista pero ásperas y engrosadas al tacto, producidas por el exceso de exposición solar. El tratamiento más efectivo es la terapia fotodinámica.

Los 4 tips que debes tener en cuenta en temática manchas, para eliminarlas y adoptar rituales diarios que te alejen de ellas, son los siguientes:

- ¿Cuándo? Siempre tras el verano. Los meses invernales son los ideales para ponerle remedio.

- ¿Dónde?. No sólo en el rostro podemos tener manchas causadas por el sol, también el escote, las manos, etc. son zonas muy sensibles a los daños causados por la exposición. Las manchas en estas zonas son muy evidentes ya que la sobreexposición solar además provoca la dilatación de capilares y lesiones rojizas que intensifican el tono marrón de las manchas.

- ¿Cómo evitarlas?

Para prevenir su aparición debemos utilizar cremas de protección solar, tanto si vamos a exponernos directamente al sol como cuando utilicemos prendas que dejen al descubierto la zona. Es importante usar un factor de protección alto durante todo el año, no sólo en verano.

- ¿Cómo eliminarlas?

Si las manchas ya están instaladas es posible eliminarlas mediante Luz Pulsada Intensa (IPL). Este tratamiento se basa en flashes cortos de luz muy brillante que destruyen las manchas sin dañar el tejido de alrededor. Tiene muchas aplicaciones (manchas en rostro, escote, manos, lesiones de acné o rojez difusa, couperosis y capilares dilatados) y con él conseguimos un tono homogéneo, la eliminación de las manchas y un aspecto más joven.

Otra solución que funciona muy bien en estos casos son los peelings químicos, y en Felicidad Carrera acabamos de incorporar esta temporada una nueva generación llamada PERSONAL PEELING, que permite aplicar, a modo de alquimia, en cada zona del rostro los diferentes compuestos químicos que mejor respondan a las necesidades específicas de cada área.

Ritual diario de las manchas
-No descuidar los gestos básicos de limpieza, hidratación y nutrición, ya que cuanto más sana esté la piel, menos probabilidades tiene de mancharse.
-La exfoliación (semanal o quincenal, según el tipo de piel) es un gesto muy recomendable para eliminar las células muertas que a veces producen una pigmentación irregular

-Incorporar a los cuidados habituales un protector solar con SPF 50+  tanto en verano como en invierno.
-En mujeres a partir de los 35-40 años si ya tienen alguna mancha, hay que extremar las medidas de protección frente al sol, con filtros físicos, sombreros, gafas, evitar las peores horas de sol, reponer el protector solar cada dos horas y aplicar la cantidad suficiente.

-Para "camuflar" las manchas se puede recurrir a las bases correctoras, que son productos específicamente formulados para disimular ópticamente las imperfecciones cutáneas. Su gran diferencia respecto a las bases de maquillaje convencionales es el color: presentan tonalidades blancas, verdes o pastel, eligiendo uno u otro según el tono natural de la piel o las características de la imperfección a camuflar.
-Otra opción son los correctores (en pincel, lápiz, crema…), formulados con texturas muy untosas que hacen que el producto se funda con la piel o el fondo de maquillaje habitual. Incluyen agentes difusores de la luz, como las micropartículas de perlas y otras sustancias como los polvos de platino blanco, que ocultan las manchas y las imperfecciones.

via GIPHY