Andrew GN SS2020. | Gregory Scaffidi / IMAXTREE

‘Skip-care’: La rutina de belleza perfecta para vagas

Si te da pereza andar enganchada a tratamientos de belleza de mil y un pasos, hemos localizado el método perfecto para ti. Las coreanas fueron las precursoras de esta rutina de cuidados que ahorra tiempo y dinero, cuida del medioambiente y evita intolerancias e irritaciones.

PAKA DÍAZ | WOMAN.ES

Vale, ya has pasado por casi todas las fases ‘beauty’ del confinamiento, desde ponerte mascarillas como si vivieras en un spa a maquillarte cual puerta pintada con todas las sombras de ojos de tus estuches. Y ahora has vuelto a tu nueva normalidad: ya no tienes ganas de estar cuidándote todo el rato. Por eso, quizá te interese conocer la rutina de belleza perfecta para vagas que viene avalada por las usuarias coreanas, auténticas gurús del cuidado de la piel.

- El efecto 'sunkissed' existe (pero tienes que seguir estos tips de experto)

- El masaje para eliminar bolsas y ojeras

La llaman ‘Skip-care’ y consiste en usar solo los productos de belleza que de verdad necesites. El ahorro de tiempo y dinero es obvio, pero además quizá te sorprenda saber que puede hacer mucho bien a tu piel.

La doctora Cristina de Hoyos, dermatóloga y directora técnica de Clínicas Ceta pregunta siempre a sus pacientes cuál es su rutina diaria de cuidados de belleza para saber si están usando demasiados productos de belleza. “Si entre la mañana y la noche aplican más de 6 productos, siempre intento hacerles ver que en cosmética ‘menos es más’. Además les explico que es importante aplicar productos que nos aporten algo a la piel, no solo aplicarlos porque sí”, explica ya que alerta de que cuantos más productos apliques, a más riesgo de intolerancias te expones.

“Cada vez son más frecuentes los pacientes con pieles intolerantes que solían aplicar multitud de cosméticos y ahora no pueden aplicar ninguno porque les genera malestar e irritación. Llegado este punto, es muy complicado encontrar productos que les vayan bien. Además aplicar mucho sin sentido no lleva a ninguna parte y estamos gastando más sin conseguir nada a cambio”, advierte la dermatóloga.

Andrew GN SS2020.  | Gregory Scaffidi / IMAXTREE

La rutina ‘Skip-care’ es muy útil para evitar estas posibles intolerancias, ya que consiste en un tipo de belleza minimal, o sea, de menos (productos) es más. Más tiempo para ti y más cuidado para el medioambiente con menos productos envasados. Se trata de reducir el número de productos que usas normalmente. Lo primero que tienes que hacer es analizar tu piel y ver qué cuáles son sus necesidades. Después tienes que ver cuáles de tus productos están diseñados para ellas. Al hacer esto puedes identificar cuales son los ingredientes que tu piel sí necesita y deshacerte de todo lo demás que, francamente, te sobra. Está en alza en todo el mundo ya que se considera la rutina de belleza más eco.

Además puedes buscar productos híbridos o ‘multitasking’ que cumplen varias funciones y que evitan que llenes el armario de botes. Productos que, gracias a los ingredientes y formulaciones clave, realizan múltiples tareas de una sola vez y racionalizar los productos de belleza de tus estantes.

Las razones para optar por la rutina ‘Skip-care’ son variadas. Por un lado, una complicada rutina de varios pasos no es necesariamente mejor. Aparte, no sabes si los productos que estás combinando son realmente compatibles entre sí, ni para tu piel. En lugar de aplicar múltiples sérums, lociones y aceites (que podrían causar irritación y/o inactivarse entre sí), el uso de productos multitarea es una opción minimalista, pero efectiva para lograr tus objetivos de cuidado de la piel ya que, a menos que tenga un dermatólogo que te aconseje en cada compra, es muy posible que la aplicación de un producto, después de otro y otro más, pueda sabotear tus esfuerzos bien intencionados, especialmente si estás combinando tratamientos de diferentes líneas de cosméticos.

Los productos multifuncionales, además, reducen el tiempo y el dinero empleados. Se trata de concentrarte en lo que tu piel realmente necesita y deshacerse de cualquier exceso.

Los beneficios de una rutina minimalista para el cuidado de la piel

El primer beneficio es ahorra tiempo. “Pocas mujeres hoy en día tenemos una hora cada mañana y otra cada noche para esperar 15-20 minutos entre la aplicación de cada producto y si no lo hacemos conseguiremos que no sean eficaces y que haya Interacciones por mala absorción”, explica la doctora Cristina de Hoyos.

Lo segundo, ahorrar dinero. “Es preferible, tres productos cosméticos con una eficacia probada, que 10 que no aporten nada por muy caros que sean. Por último, conseguiremos resultados: una piel más luminosa que responda mejor a nuestra rutina y dónde los efectos positivos de los productos puedan verse rápidamente”, recomienda. Esta tendencia en el cuidado de la piel responde a nuestra necesidad de un enfoque más racionalizado que aún el trabajo, y lo haga igual de bien, pero por menos tiempo y dinero. Consiste en reducir el número de tus productos e ingredientes a solo unos pocos elementos esenciales. Volver a lo básico y utilizas una cantidad selecta de productos potentes que ofrecen multitud de beneficios para la piel sin sacrificar su eficacia.

Andrew GN SS2020. | Matteo Scarpellini / IMAXTREE

El neceser básico

Las coreanas han desarrollado la rutina de belleza 'Skip-care' para reducir el el número de productos que usas a esos básicos, pero, ¿cuáles serían realmente los productos básicos de belleza para cada uno de los tipos de piel? Para la doctora de Hoyos hay tres productos básicos que deberían estar presentes en cualquier rutina diaria de casi cualquier tipo de piel: “un producto antioxidante (normalmente en forma de serum y preferiblemente por la mañana), el fotoprotector (al menos 30, mejor 50 spf) y un producto que contenga algún tipo de retinol o derivado, siempre por la noche. Con estos tres productos tenemos asegurado un cuidado completo para nuestra piel del rostro”, afirma.

Para ella, la rutina ideal de belleza incluiría como ha mencionado, algún antioxidante (vitamina C) en forma de serum o ampollas y un fotoprotector, por las mañanas, y producto con retinol por las noches, pero si necesitas algo más de cuidados, recomienda añadir un buen contorno de ojos y quizá algún producto hidratante. “Además siempre recomiendo una exfoliación al menos una vez a la semana (lo ideal, dos) acompañada de alguna mascarilla o peeling que ayude a limpiar en profundidad la piel. Para la limpieza diaria, lo mejor, lavado facial con jabón suave y retirar posibles restos con agua micelar. Sencillo pero efectivo”, concluye.

Aparte, dependiendo de tu tipo de piel debes buscar unos u otros productos. Para quienes tengan la piel de tipo grasa o con tendencia acneica, la rutina básica ‘Skip-care’ será suficiente “ya que el retinol controlará la producción de grasa y mejorará posibles marquitas de acné pero eso sí, tendrá que buscar un producto antioxidante que no les aporte grasa (tipo oilfree) al igual que el fotoprotector”. Sin embargo, De Hoyos señala que “si la paciente tiene una piel seca, precisará además de un producto hidratante, aunque la vitamina C (principal molécula antioxidante hoy en día) suele aportar bastante hidratación al ser oleosa, pero quizá por la noche, y debido al efecto peeling que tiene el retinol, precisen de nuevo, aplicar algo que les hidrate más. Lo indicado, una buena crema hidratante facial, preferiblemente enriquecida”.

Por último, a quienes posean una piel sensible, con tendencia a las rojeces, de Hoyos le recomienda aplicar un producto antioxidante, siempre vigilando la tolerancia. “Será muy importante el fotoprotector para evitar empeorar sus rojeces y por la noche tendrán que sustituir el retinol por algún producto específico para pieles sensibles o con rosácea que ayude a tratar su patología”, enumera.

 

Relacionados