Date un capricho asequible y cómodo con estas propuestas de belleza home made | Gregory Scaffidi / Imaxtree.com

Rituales beauty para casa con resultados casi profesionales

Solo necesitas reservarte un huequito en la agenda y disfrutar de tu momento.

Cristina Martín Frutos

Hay una tradición que cumplo a rajatabla durante los últimos días del año: buscar un rato y dedicarme una tarde beauty en casa. No pienses en hacerte la manicura (aunque si eres una experta en nail art, puedes inspirarte en el ajedrez...) ni en depilarte. Hablo de mimarte, de darte un capricho diferente. ¿Y por qué en casa? Primero, porque no tendrás prisa ni una hora cerrada. Segundo porque puede ser tan placentero como ir a un centro especializado. Enciende una vela; conecta tu playlist navideña favorita y olvídate del móvil. Y, por último, porque quizá en estas fechas te viene bien ahorrar unos euros. Por supuesto, nada sustituye a las manos de un profesional -ya sea a la hora de hacer un masaje o de conseguir un buen corte de pelo-, pero en estos días en los que pasamos más tiempo en casa, convertir el baño en un spa puede ser una gran idea. 

- Para la piel, el pelo, el cuerpo... 10 tratamientos de lujo para regalar (y acertar) esta Navidad

Si, pese a todo, solo se te ocurre darte un baño -y en todo caso, pasarte la cuchilla mientras te relajas-, aquí te dejamos varias propuestas para que antes de las campanadas te regales una tarde beauty casera con un resultado casi profesional.

1. PRUEBA EL MULTI-CLEANSING. Seguro que ya habías experimentado con el multi-masking. Es decir, ponerte varias mascarillas a la vez según la necesidad que tenga tu piel en cada zona. Por ejemplo: purificante en la frente y la nariz; hidratante en los pómulos... Pero quizá no te habías planteado que esas mismas áreas del rostro también pueden necesitar limpiadores diferentes. Por eso, este es el momento de probarlo. En las zonas más grasas, la limpieza debe de ser lo mas delicada posible. "Las mejores fórmulas son las leches limpiadoras. Hay que tener en cuenta que el sebo de las pieles grasas tiende a oxidarse con mucha facilidad, por eso habría que huir de los limpiadores que hacen espuma, ya que llevan tensioactivos”, aconseja Pedro Catalá, cosmetólogo, doctor en Farmacia y fundador de Twelve Beauty. Si estás pensando en exfoliar también un área mixta o grasa "lo más recomendable es el ácido salicílico. Mientras que el glicólico se puede aplicar en zonas de la cara normales o secas y que no sean sensibles", explica Rubén Rubiales farmacéutico y CEO de Lesielle. Por último plánteate pasarte a la doble limpieza. "Es obligatoria cuando se acostumbra a maquillar el rostro. Emplea una fórmula más oleosa (aceite, bálsamo...) para retirar el maquillaje y las impurezas y a continuación, otra que equilibre la piel”, sugiera Paola Gugliotta, doctora en Dermocosmética y fundadora de Sepai.

Tú eliges: Cooling Derma Globes o piedra gua-sha | D.R.

2. MASAJEA TU CARA: DEL GUA SHA AL GLOBO HELADO. Pocas cosas hay tan agradables como un buen masaje facial... A falta de poder ponerte en las manos de un experto cada semana, los dispositivos masajeadores no están nada mal. Los puedes encontrar 'inteligentes' (como el Bear de Foreo que alisa las arrugas y es una pasada) o tan ancestrales como los rodillos de jade. Pero esta vez te queremos hablar de los que están más de tendencia. Por un lado, el gua-sha. Se trata de una piedra casi plana de cuarzo (ayuda a tratar la hinchazón, eliminar toxinas y activar la circulación) o de jade (con efecto calmante y drenante), que permite llevar a cabo un ritual que se basa en los principios de la acupuntura. Puedes pasarla por el cuello, el óvalo facial, los pómulos, el contorno de ojos, el entrecejo... Otro de los masajeadores de los que más se habla últimamente son los globos helados o Cooling Derma Globes. Pensados para tratar sobre todo el área del contorno de ojos, se pueden usar por todo el rostro dado su poder descongestivo. Eso sí, siempre se dirigen desde las zonas internas hacia fuera, como desde la nariz a la sien, del mentón a la oreja... Se guardan en la nevera y como están rellenos de líquidos mantienen el frío mucho más que otros dispositivos. Ambos los puedes aplicar con o sin producto, aunque se deslizarán mejor sobre un sérum o crema. 

3. DALE A TU MELENA OTRA OPORTUNIDAD. El invierno no es el mejor amigo de nuestro pelo. El viento, las bajas temperaturas, el uso de gorros o la calefacción pueden dejarlo con un aspecto estropajoso que empeorará los días de humedad... Sin embargo, puedes hacer muchas cosas por tu melena sin salir de casa. La línea Hair Rituel de Sisley cuenta con todo tipo de productos para un protocolo completo: desde una mascarilla purificante que se aplica antes del champú y deja el cuero cabelludo libre de suciedad y renovado hasta un bálsamo reparador para medios y puntas o un cepillo que dejará tu pelo más brillante y suave que nunca. 

También puedes probar las divertidas mascarillas capilares de Bear Fruits: se aplican sobre el pelo seco y se dejan actuar envueltas en sus geniales gorritos con forma de fresa, flamenco, piña o aguacate (según sus propiedades). Marcas como Aussie, Pantene o Herbal Essence se han sumado a la locura de las mascarillas en gorro. Perfectas, por ejemplo, mientras te das un baño. 

4. CREA TU TINTE A MEDIDA. El confinamiento se tradujo en flequillos trasquilados y coloraciones poco efectivas... Pero también le descubrió a muchas el universo de teñirse en casa. Este sector se ha sofisticado hasta el punto de que puedes crear un tono solo para ti. Es lo que propone la web de eSalon. Sus usuarios han de contestar un cuestionario donde comparten su historial de cabello (coloración que llevas; tratamientos recientes; largo del pelo...) y el color que desean. Este luego es revisado y aprobado por un experto colorista y enviado a la máquina dispensadora donde se crea el tono totalmente personalizado. Finalmente, se embotella con unas instrucciones personalizadas, específicas para el largo, textura y fórmula del cabello, y se entrega directamente a su puerta.