Jacob Ammentorp Lund / ISTOCK

12 cremas hechas con uva que necesitas para el 2018

Las 12 uvas cosméticas.

Javier Guerrero | Woman.es

En champús, cremas hidratantes y nutritivas, limpiadoras y exfoliantes faciales, lociones corporales, bálsamos labiales, concentrados antiedad, aceites para uñas y cutículas... La versatilidad cosmética del fruto de la vid es tal que le permite adaptarse a todo tipo de fórmulas de la cabeza a los pies que aportan múltiples beneficios. Así que, aunque la tradición invita en Nochevieja a comer una con cada campanada para atraer a la buena suerte, la verdad es que deberíamos llenar nuestro neceser con racimos de uvas durante todo el año.

via GIPHY

Es cierto que cada variedad cuenta con unas características particulares, pero todas comparten un alto contenido en polifenoles, cuyo poder antioxidante combate la degradación del colágeno y la elastina, protege de la oxidación celular y mantiene el capital óptimo de ácido hialurónico. ¿El resultado? Una piel elástica y firme y lisa. También son ricas en ácidos grasos esenciales, que son indispensables para el correcto funcionamiento del metabolismo humano, cutis incluido. Su acción ayuda a mantener los niveles de hidratación a la vez que fortalece la función de barrera de la epidermis. Y los fosfolípidos y la vitamina E presentes en el aceite de sus semillas protegen, nutren y regeneran la piel, mientras que las pepitas micronizadas son excelentes aliadas a la hora de limpiar, exfoliar y desmaquillar. Además, el extracto de uva es un gran remedio para calmar la piel y reducir las rojeces.

Pero no solo del fruto se elaboran cosméticos: la vid contiene otros ingredientes igualmente interesantes. De su savia se obtiene la viniferina, una molécula natural que atenúa las manchas, unifica el tono e ilumina el cutis, y de sus sarmientos (la zona donde brotan las hojas), el resveratrol, un potente activo antiedad. Como ves, en los viñedos, además de uvas y buen vino, también se cosecha belleza.

Ver 12 fotos