Los aceites para el cuerpo para tener unas piernas bonitas e hidratadas. | Szymon Brzoska / IMAXTREE

El secreto para crear un efecto Photoshop en las piernas está en tu baño, aunque quizá no lo sabías…

Seguro que tienes un bote de aceite para el cuerpo rondando por casa. Si sigues nuestros consejos, seguro que este año gastas más de uno. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

En su momento fueron las de Tina Turner. Las de Angelina Jolie, Taylor Swift, Elsa Pataky o JLo también levantan pasiones. Las piernas de todas son el resultado de la mezcla perfecta de genética, deporte, alimentación y cuidados de lujo, pero -fíjate- ¡además brillan! Lo mejor es que el secreto que hay detrás de ese glow está al alcance de cualquiera. 

Porque por mucho que tengas unas piernas atléticas, interminables o bien contorneadas, a nadie le viene mal añadir un pequeño efecto Photoshop. Cuando empezó el verano, Alice Campello publicó en su Instagram ese secreto… ¡Y no es otro que aplicar aceite corporal antes de salir a la calle! La modelo eligió, evidentemente, el de Masqmai London, su propia marca, y lo extendió solo en una pierna para comparar el resultado. Pero lo cierto es que cualquier aceite para cuerpo que tengas en casa tiene estos superpoderes. 

Es un gesto básico antes de cualquier desfile (imprescindible en los de Victoria’s Secret, por supuesto). Y tampoco falta antes de empezar una sesión de fotos de moda o belleza. Como ves, es sencillo, barato y resultón. Eso sí, te damos unos consejos para que consigas ese ansiado efecto Photoshop en tus extremidades. 

Piel exfoliada. Es básico para que el efecto sea de nota. Si usas un exfoliante corporal una vez a la semana, igualarás el tono, evitarás pequeños granitos y eliminarás los pelos que se queden enquistados. Además, la piel queda más lisa y luminosa. El lienzo perfecto para aplicar después tu aceite. El cepillado en seco también funcionará y cada vez tiene más fans. 

Solo o en buena compañía. Si no te gusta demasiado el tacto de los aceites corporales puedes recurrir a los conocidos como secos -menos pegajosos y que se absorben en seguida- pero, en ese caso, opta por combinar unas gotas con tu crema hidratante. Si tienes la piel súper seca, también deberías usar ambos productos: primero la crema para nutrir y después el aceite como toque final. 

Acabado shimmer. Muchos aceites para cuerpo traen de serie un extra para crear más fácilmente el efecto Photoshop. Lo hacen incluyendo en su fórmula pequeñas partículas (generalmente minerales, para que sean biodegradables) que aportan un brillo ideal. El resultado es perfecto para el verano, pero, ojo, sienta mejor a las que tienen ya un poquito de color. Si, por el contrario, eres de las que tiene una piel muy pálida, puede resultar demasiado artificial. 

Fíjate en sus propiedades. Si has decidido comprarte un bote nuevo, aprovecha y elige un aceite que tenga alguna propiedad que te venga bien. Los hay tonificantes, reductores, relajantes, antiestrías… Ya que lo vas a usar, sácale el máximo partido.