ISTOCK

¿Piel apagada? Aquí tienes la solución

Empieza la operación renove. Es hora de superar el adiós a las vacaciones y aparecer cada mañana en la oficina con una piel radiante que inspire horas de sueño, buen karma y la tan codiciada luz natural. En estos exfoliantes encuentras la respuesta

Alejandra Yeregui | Woman.es

El principal saboteador de una piel zen tras el verano es el bronceado, que ha derivado en un acumulo de células muertas que se van desprendiendo sin orden ni concierto. Ten en cuenta que la descamación natural de la piel se produce con suerte a lo largo de 28 días (puede que se haya ralentizado por la edad) y con resultado desigual. Por eso hay que echar mano de ayuda extra para devolverle un tono uniforme y evitar el antiestético parcheado. “Una adecuada exfoliación permite además que en nuestra piel penetren mejor los productos”, explica la esteticista Diana Montoya. Facilitarás el trabajo de las alrededor de 500 moléculas que se aplican de media a diario en la piel con la rutina cosmética diaria. Pero, ¿sabes qué peeling elegir?

Con partículas de arrastre.

Los scrubs granulados pueden incluir micronizados de cristales de óxido de aluminio, ácido salicílico, arcillas, piedra pómez, azúcar moreno, etc. Para una mayor eficacia en la higiene de los poros, aplícalo sobre el rostro húmedo en movimientos circulares y déjalo actuar durante 2 minutos antes de aclararlo. ¿Un punto en contra? Estos productos pueden resultar agresivos para las pieles sensibles. Aunque las formulaciones a base de polvo de carbón activo (como Daily Superfoliant de Dermalogica) resultan más suaves. Otra opción son los exfoliantes en polvo seco, que se emulsionan con agua o se mezclan con gel limpiador y permiten hacer una exfoliación suave a medida. Y al no llevar conservantes aseguran una mayor tolerancia en pieles reactivas.

Enzimáticos.

Este tipo de peelings pueden ser la solución para cualquier tipo de piel, especialmente si es sensible. “Deshacen la unión existente entre las células muertas, que se desprenden sin dañar las células vivas ni sensibilizar”, explica la experta Diana Montoya. Es normal sentir un cosquilleo o leve enrojecimiento en bajas formulaciones de ácido glicólico, salicílico u otros beta y alfahidroxiácios (BHA’s y AHA’s), ácidos orgánicos procedente de frutos u otros alimentos. No olvides aplicar después protección solar porque al reducirse la capa córnea se condiciona su permeabilidad frente a la radiación y pueden aparecer manchas, además, ten especial cuidado si contienen ácido glicólico (extraído de la caña de azúcar), málico (de la manzana) y mandélico (de las almendras) porque son fotosensibles. Se aplican con suaves toques con un algodón. También existen innovadoras versiones en spray, como Stem Cellular Exfoliating Peel Spray de Juice Beauty, que se pulveriza varias veces sobre el rostro (conviene colocar antes unos algodones en los ojos para evitar irritaciones).

En versión gadget.

Tienes varias opciones. Las esponjas Konjac están hechas de fibras vegetales, son ricas en minerales, naturalmente alcalinas con un pH neutro. Se empapan con agua templada y se masajean directamente en círculos por el rostro. Por otra parte, los cepillos limpiadores con tecnología sónica emiten pulsaciones y rotan. Aunque los filamentos de las brochas son de nylon suave, “en pieles sensibles he visto casos de rotura de capilares, por lo que recomiendo usarlos de forma muy superficial, durante pocos minutos y una vez por semana; en el resto de pieles se pueden utilizar sin problema a diario”, cuenta Leticia Carrera, de los centros Felicidad Carrera . También hay dispositivos con púas de silicona, resistentes frente a la proliferación de bacterias.

¿Cada cuánto tiempo?

Con independencia de que el peeling escogido indique en el envase un uso diario, es importante no exfoliar en exceso para no comprometer la capa protectora de la piel. Siendo conservadores, “en una piel normal aconsejo una frecuencia de una vez a la semana, en una sensible cada 10 o 15 días, previa prueba en un lado pequeño del rostro y en una piel grasa una o dos veces en semana siempre que no haya acné activo”, cuenta Diana Montoya. La constancia es, por supuesto, un 'must'.

Ver 12 fotos

 

Tags:

belleza