ISTOCK

Oxígeno: manual de uso

Este potente elemento logra dar un respiro a las pieles ahogadas y saturadas por el síndrome urbano. Cosméticos y tratamientos punteros se unen para frenar un envejecimiento prematuro evitable. Conoce lo que puede hacer por ti.

Olga Tarín | Woman.es

Nuestras células necesitan oxígeno y con el paso de los años su cantidad disminuye, sobre todo en el rostro. «Hay que prestar atención a los primeros signos porque cuando esto ocurre la tez está pálida, sin tono y con propensión a las arrugas», explica la esteticista Estrella Pujol, directora de Oxigen (oxigenbellesa.com)

C.S.I., el enemigo oculto 

Sí, y no nos referimos a la serie de televisión, sino a las siglas en inglés de un fenómeno conocido como “inflamación crónica silenciosa”. Un síndrome urbano que tiene su origen en la exposición a los factores contaminantes que hay en el medio ambiente y al que muchos investigadores señalan como los principales culpables del envejecimiento de las células de la piel. La polución urbana es un factor, «pero existen otros como el estrés, la nutrición inadecuada, sustancias nocivas como el tabaco, no beber suficiente agua o la falta de actividad física que entorpecen el proceso de oxigenación de la piel, sobre todo en las zonas más expuestas, como rostro, cuello, escote y manos», aclara Estrella Pujol. No debemos olvidar que el O2 que precisa la dermis no lo sintetiza ella, sino que lo obtiene a través de la respiración. Y es que como apunta la esteticista Gema Cabañero, «nuestro organismo puede vivir bastante sin comida, menos sin agua (unos siete días)… pero no se resiste más de cuatro minutos sin oxigenarse. Sin esto, las células no se regeneran ni sobreviven.»

¿Por qué O2 en cosmética?

El ozono –la forma más activa del oxígeno– es el desinfectante más poderoso (3.000 veces superior al cloro) y no tiene ningún efecto negativo en la epidermis. Aplicado por vía tópica, limita los radicales libres de la piel expuesta a la contaminación. Sus propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, antioxidantes, regenerativas y calmantes son esenciales para frenar la inflamación crónica silenciosa. 

Beneficios en tu piel

-A partir de los 25: Para mantener un aspecto saludable en la piel joven solo es necesario una buena limpieza e hidratación. Un aporte extra de oxígeno es como un soplo de aire puro que deja el rostro jugoso y la tez elástica.

-Los 35: En esta década aparecen los primeros signos de envejecimiento, como líneas finas, tono apagado, falta de luminosidad y flacidez incipiente. El oxígeno aumenta la energía en las células y estimula su renovación.

-Más allá de los 55: Ha llegado el momento de atacar el envejecimiento en todos sus frentes. Los tratamientos oxigenantes revitalizan y tensan la piel, atenúan las arrugas y líneas de expresión y ayudan a definir el óvalo facial. Son el perfecto antiaging.

Ver 6 fotos

Un respiro para tu piel: soluciones en cabina

Los tratamientos más punteros incluyen aparatología de última generación para dar un aire fresco y renovado a las pieles cansadas, arrugadas y sin brillo.

-Vacumterapia y O3 : Tras tonificar la tez se aplica un peeling enzimático y se estimula la piel mediante un masaje con sonda de vacumterapia y O3 (oxígeno enriquecido). La tecnología de este inyector de oxígeno permite que los nutrientes penetren al interior. La sesión acaba con un masaje remodelante y un velo de colágeno. El rostro queda elástico, firme y fresco. Dónde: Oxigen (oxigenbellesa.com). Precio: 125 €/sesión.

-Ozonithy BMC 3.0: Esta cabina realiza un baño corporal de ozono (a través de un ambiente cargado de este gas) que elimina bacterias y limita los radicales libres. Es el primer paso para una piel limpia y receptiva, Dentro de la cabina se siente calor, que ayuda a que penetren las moléculas de ozono, y después se realiza un masaje vibratorio muy relajante. Dónde: Cincos Medicina Estética (cincos.es). Precio: 40 €/sesión.

-Sileä Q Oxygen: Protocolo ideal para reactivar la piel fotoenvejecida. Tras limpiar y tonificar el rostro, se aplican dos tipos de peeling con la piedra de masaje Gua-Sha. Las bolsas y las ojeras se tratan con dos sueros específicos y se realiza un masaje en el rostro con un cóctel de vitaminas y ácido hialurónico. Se acaba con dos mascarillas de oxígeno que fortalecen y reparan la piel. Dónde: Centros Sileä (silea.es). Precio: 50 €/sesión.

-Oxigenoterapia: Con la piel limpia y libre de células muertas se realiza un barrido en rostro, cuello y escote con una pistola que expulsa oxígeno puro a presión. Su asimilación se optimiza con un masaje drenante y detoxificante y una mascarilla plastificada de vitaminas, ácido hialurónico y extracto de regaliz. Dónde: Maribel Yébenes (maribelyebenes.com). Precio: 120 €/sesión.

-Oxigénesis: Tratamiento natural con aparatología que utiliza oxígeno puro (no aire limpio) aplicado en concentraciones iguales o superiores al 30 %. Un protocolo miniinvasivo adecuado para todo tipo de edades y pieles. Permite que la piel vuelva a respirar, reduce las líneas de expresión y deja el rostro rosado y jugoso, como descansado. Dónde: Gema Cabañero (gemacabanero.com). Precio: 85 €/sesión.

-BeOxy facial: Sobre la piel limpia se pasa un aerógrafo con oxígeno que hace que la piel recupere la hidratación y elasticidad, atenuando las líneas de expresión. La sesión finaliza con la aplicación de un cóctel de vitaminas, aminoácidos y ácido hialurónico que definen el óvalo facial, realizando un efecto reafirmante y push up. Dónde: Centros BeOxy (beoxy.es). Precio: 50 €/sesión.

Cócteles antioxidantes: polución bajo control

El 80 % de todos los signos de envejecimiento tiene su origen en agresiones ambientales, como los rayos UV, el humo y la contaminación. Pero hay solución.

Ver 6 fotos

Efecto burn-out

La vida en la ciudad es un constante ataque oxidante. Falta de sueño, estrés, tabaco, alimentación desequilibrada, contaminación, humo y rayos UV hacen que sea difícil tener buena cara todos los días. "Las células se encuentran en burn-out, totalmente fatigadas. La piel tiene un tono apagado y líneas de expresión marcadas", dicen los expertos de Caudalie. La cosmética innova con fórmulas antioxidantes que envuelven la piel en un escudo invisible y refuerzan la barrera natural.