Chiara Ferragni sin sujetador. | @chiaraferragni / INSTAGRAM

Todo lo que debemos saber sobre la moda 'braless' (o ir sin sujetador) según las expertas

Palabra de mujeres. 

SANDRA GONZÁLEZ | WOMAN.ES

Hace varias décadas la tendencia 'braless' (o lo que es lo mismo, el hecho de ir sin sujetador) comenzó a verse entre las mujeres más atrevidas, pero en la actualidad se ha reforzado arrasando entre 'it girls' y 'celebrities' de todo el mundo como Jennifer Aniston, Kate Moss, Karlie Kloss, Chiara Ferragni o Kendall Jenner, entre otras, y gracias a las que se ha adoptado como una moda más entre el resto de mortales (o sea, nosotras).

- Operarse el pecho después de ser madre: todo lo que debes saber si vas a hacerlo

- Si Emily Ratajkowski dice que este es el mejor sujetador deportivo para chicas con pecho grande por algo será

El renunciar al uso del sujetador cada vez es algo más común, especialmente entre las mujeres con poco pecho. Nos resulta cómodo y, por mucho que cueste creerlo (nos ha llevado muchos años entenderlo...), es muy favorecedor para ciertas prendas de ropa que están especialmente diseñadas para llevarlas sin nada debajo, tengas el pecho grande o pequeño. Pero, ¿es recomendable? ¿Qué consecuencias puede tener el hecho de prescindir de esta prenda interior?

Para hacer deporte

Hasta día de hoy tenemos una cosa clara: llevar sujetador siempre es beneficioso, pero eso no quieres decir que sea algo imprescindible. Al parecer, tal y como afirma la Dra. Concepción Pinilla Lozano, especialista en cirugía plástica, si el pecho es pequeño NO resulta imprescindible, pero si es más grande o se practican ciertas actividades la cosa cambia... 

En nuestro día a día hay momentos en los que nos sometemos a actividades con un mayor impacto, como puede ser a la hora de practicar deportes aeróbicos o con salto, y para ellas resulta fundamental el uso del sujetador. Algo en lo que también coincide América Galán, especialista en remodelación corporal y flacidez del Instituto Médico Ricart, quien además recomienda hacer ejercicio con sujetadores deportivos "ya que con ellos nos aseguramos que ni la espalda, ni el cuello, ni el trapecio se sobrecarguen durante esta práctica". 

Para el día a día

¿Qué ocurre en situaciones normales? Según explica la Dra. Pinilla "hay que usarlo prácticamente siempre, en todas las actividades que realicemos, aunque de vez en cuando (por ejemplo al llegar a casa) no pasa nada por descansar, siempre que no sea un tiempo excesivo". En este sentido, y tal y como afirma América Galán, además el sujetador "ayuda a atenuar la flacidez del pecho provocada por entre otros factores, por la edad, los embarazos o lactancias, los cambios bruscos de peso o los cambios hormonales". 

Pero, ojo, la cosa cambia si tienes el pecho pequeño. En ese caso, y según afirma la Dra. Pinilla, no pasa nada por liberarse. Aunque "si se tiene un tamaño normal, unos 300-320 gramos, que es la media de las españolas, es mejor llevarlo, porque permanecerá más tiempo en su sitio".

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es que los pechos pequeños también cambian con el tiempo, por ejemplo debido a embarazos o a lactancia, y en esos momentos es esencial no abandonar el sujetador. No obstante, para las mujeres con pecho más grande "es absolutamente necesario llevarlo siempre para que no vaya descendiendo", asegura. 

Leonnie Hanne con look de 'street style' sin sujetador. | Szymon Brzoska / IMAXTREE

Para dormir

Resulta que llegada la noche sí podemos prescindir del sujetador “porque es mucho más cómodo y la mejoría que se experimentaría al utilizarlo no sería
relevante”, explica la Dra. Pinilla. Aunque "si se han implantado prótesis recientemente y se desean evitar desplazamientos de las mismas se recomienda dormir con él", afirma América Galán

Para dormir no es necesario llevar sujetador. | UNSPLASH

¿Existe un sujetador ideal?

Probablemente te lo hayas preguntado en más de una ocasión. Lo que realmente tenemos que tener en cuenta a la hora de comprarnos un sujetador es que tenga el contorno que necesitamos y la copa adecuada, con el fin de asegurarnos un buen recogimiento de la mama. Para ello, las especialistas coinciden en tres factores: 

- Debe sujetar, no oprimir

Aunque puede parecer lógico, resulta fundamental recordarlo porque muchas veces se nos olvida. 

- Debe contar con aros flexibles

"Si lleva aros deberían ser blandos, pues los rígidos a veces se clavan, así como las varillas laterales, que también deben ser flexibles y estar bien colocadas", asegura la Dra. Pinilla

- Debe ser del tamaño adecuado

"Uno de los grandes problemas de la incomodidad del sujetador es que las mujeres no llevamos ni el contorno es decir la talla (95-100-105) ni la copa (A-B-C-D) adecuada", explica América Galán. Y es que, no debe ser demasiado pequeño, porque es incómodo y oprime, ni demasiado grande, porque dejaría de sujetar. 

Relacionados