@neutrogena / INSTAGRAM

Todo lo que necesitas saber sobre las máscaras LED

Los dispositivos nómadas con luz led son un chute para la actividad celular de la piel, que mejora la falta de tono, las arruguitas, la firmeza o los brotes de granitos. Te contamos por qué debes incluir uno en tu lista de Navidad. 

Alejandra Yeregui | Woman.es

Kate Hudson o Jessica Alba han experimentado lo que es parecer una tropa de asalto del imperio galáctico de 'Star Wars'. Reconozcamos que con la máscara de luz led puesta te asemejas a alguien de otro planeta. No es casualidad que los efectos terapéuticos de esta tecnología sobre la piel se lleve utilizando en el espacio desde los años 70 para curar y cicatrizar rápidamente las heridas de los astronautas. La NASA dio el pistoletazo de salida, después se ha investigado mucho sobre los beneficios reconstructivos de la luz led aplicados a la medicina estética, y tratamientos de instituto como, por ejemplo, la Terapia Biofotónica prueban su eficacia (hay datos que señalan que puede aumentar el colágeno un 400 por cien).

"La máscara de luz led (que significa Diodo Emisor de Luz) utiliza longitudes de onda específicas de baja intensidad, que emiten una energía en forma de luz muy eficaz para diversos tratamientos, por lo que sus aplicaciones son múltiples", explica el Dr. Moisés Amselem, de Madrid (91 521 1771). Lo que tú realmente ves cuando pones en marcha el dispositivo es que se encienden distintos colores. Las luces más frecuentes son la roja, que penetra en la piel a 630-730 nanómetros estimulando la creación de colágeno y elastina con el consiguiente aumento de la elasticidad de la piel; la luz verde, a 525nm golpea los melanocitos y regula la síntesis de melanina para unificar el tono; y la luz azul (a 440 nm) actúa sobre la bacteria P.Acnes que origina el acné. En algunos aparatos, se combinan dos colores, en otros cuatro, y hay máscaras de uso doméstico multifunción con incluso siete colores, como Unicled Korean Mask, de Unicskin, y con la misma potencia de los que ofrecen los centros de belleza.

"La luz LED facial es el mejor complemento a una rutina de cuidado de la piel. La tecnología ha sido probada como un potenciador inmediato de la absorción de los productos dermocosméticos, y la posibilidad de tenerla en casa (debido a su carácter inocuo demostrado y sin ningún efecto secundario) es algo que ya existe en otros países, y es hora de que lo incorporemos en España también", explica Mónica Sada, creadora de la marca Unicskin.

Una de las ventajas que tienen estos aparatos y máscaras de vocación nómada es que permiten un uso continuado por la comodidad de utilizarlo dónde y cuando quieras. Además, su luz es renovable y ecológica, y no molestan. Pero ante el boom de máscaras y otros gadgets con luz led, ¿sabes cómo elegir bien? "Son más de 15 las empresas que producen aparatos con tecnología led. Sin embargo; no todas ofrecen todas las longitudes de onda/colores en un mismo aparato facial o no todas tienen todas las certificaciones necesarias (CE en Europa y FDA en Estados Unidos). Y quiero advertir de que el precio de un producto no es siempre indicador de su calidad. La calidad viene marcada por el aparato en sí, sus longitudes de onda, los test realizados y la seriedad de la marca que lo ofrece", apunta Mónica Sada.

Los únicos casos en los que no se recomienda utilizar dispositivos de luz led es en embarazadas, en niños o en personas que estén tomando medicamentos fotosensibles. 

Ver 7 fotos