RegeneraSu exclusivo complejo Or Rouge GFC estimula la renovación celular, y el hialurónico calma e hidrata.Or Rouge Lotion, YSL (59 €).

Lociones, el nuevo gesto beauty

Marta Bonilla | Woman.es

La influencia de los rituales orientales añade un paso al cuidado diario: se aplican después de limpiar la piel y mejoran la eficacia del tratamiento hasta un 83%.

Gracias al boom de las BB cream llegadas desde Corea, hemos recuperado el interés por los rituales de belleza de las orientales. Son las mujeres que más se cuidan del mundo. Dedican 20 minutos de media a su rostro mañana y noche, en una ceremonia de entre 7 y 12 pasos bautizada “layering”, que se basa en los beneficios de aplicar los cosméticos capa a capa. Una rutina no apta para perezosas que –aunque las españolas seamos más de confiar en las ventajas de un producto milagro– va calando en nuestros hábitos. Ahora que hemos asimilado serums, aceites y protección solar, además de limpieza e hidratación, se introduce un nuevo paso: la esencia o loción. «No son un tónico», insisten desde las firmas, porque su textura acuosa induce a la confusión. Se aplican justo después de este, sobre la piel limpia, y tienen una doble función: aportar el primer cóctel de antioxidantes y «preparar la piel para que asimile mejor los tratamientos posteriores», explica Cristina Alonso, directora de formación de Sisley. E ilustra esta acción con una comparación muy gráfica: «Igual que una tierra agrietada por la sequía no absorbe el agua; una piel deshidratada impide que penetren los activos. La loción la vuelve permeable, además de ser el primer paso del tratamiento.» Según pruebas realizadas por Guerlain, facilita hasta un 83% la absorción del cosmético que se aplica a continuación. Si por tiempo, dinero o gustos no estás dispuesta a seguir todos los pasos, la experta aconseja «limpiar, aplicar loción y luego, crema. Eliminaría el sérum».