Lo mejor de la naturaleza

L'Occitane nació en 1976 de la mano de su fundador, Oliver Baussan, quien aprovechó los recursos naturales de su región natal para crear una cosmética natural cuyos principios activos proceden de las plantas. Descubre qué pueden aportarte algunas de ellas.

Marta Bonilla

Almendro. Su fruto, la almendra, muy rica en ácidos grasos esenciales, posee propiedades nutritivas y alisadoras de la piel. Ideal para pieles muy secas o para quienes no quieren aplicar crema corporal a diario.
Biológica angélica. La vitalidad y el rápido crecimiento de esta planta llamó la atención de los médicos, que trasladaron sus propiedades a cosméticos revitalizantes e iluminadores.
Enebro. Los pastores utiliza- ban el aceite de esta planta salvaje –lo extraían haciéndola exudar con fuego– para proteger la cara y las manos del viento. Hoy, con métodos de destilación más sofisticados, se extrae una esencia que protege la piel de los radicales libres.
Karité. desde hace siglos las mujeres africanas se protegen la piel con la manteca que se extrae de las nueces secas y trituradas del árbol del karité. Hoy es un ingrediente imprescindible en la cosmética occidental gracias a su poder de hidratación y protección.
Jazmín. Misterioso y versátil, su dulce aroma evoca la sensualidad de la naturaleza.
Lavanda. Conocida como ‘oro azul’, es la planta por excelencia de la Provenza, hasta el punto de poseer su propia denominación de origen. Se le atribuye un efecto relajante y antiestrés. La idea: pulveriza agua de lavanda sobre la almohada y dormirás mucho mejor.
Neroli. Es el nombre que recibe el aceite esencial extraído de la flor de naranjo amargo. aporta una nota típicamente mediterránea muy de moda en la perfumería: añade un toque envolvente y chispeante a muchas de las fragancias de la temporada.
Olivo. Este árbol, típicamente mediterráneo, sobrevive en regiones áridas gracias a que sus hojas poseen un poder asombroso para autorregular y captar el agua. nutre, suaviza y devuelve el resplandor a la piel.
Rosa. La reina de las flores se cultiva extensamente en Grasse. La variedad de esta zona posee un aroma intenso que la convierte en la más preciada por los grandes perfumistas del mundo.
Siempreviva. recibe el nombre de la flor eterna, ya que incluso recolectada jamás se marchita. ¿Sus propiedades? Es antiinflamatoria, cicatrizante y antiedad.
Verbena. Con un aroma cítrico que es energizante, tiene efectos revitalizantes y antiestrés. Quizá por ese motivo es un ingrediente base en las fragancias de verano.