El maquillaje de labios jugosos de Kendall Jenner. | @kkwbeauty / INSTAGRAM

Lip blushing o cómo tatuarte tu barra de labios favorita

Si te gustaría que tus labios tuvieran un tono natural bastante más intenso del que tienen o te encanta el color que se queda en ellos cuando aplicas un tinte labial, ahora puedes hacer este efecto permanente con una nueva técnica de 'tatuaje' facial, el lip blushing.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

Aunque en la década de los 90, cuando el maquillaje permanente llegó an nuestras vidas, se cometieron muchísimos crímenes estéticos que hoy diga siguen pagando miles de mujeres, los avances de la ciencia han hecho que lleguemos al año 2021 con unos tratamientos mucho mejores y efectivos. Solo hay que ver los resultados tan buenos que dan otros procedimientos como el microblading, el nuevo delineado de ojos permanente y, lo más moderno de lo moderno ahora mismo, el lip blushing, o lo que es lo mismo, un tatuaje semipermanente que define y rellena suavemente los labios para darles un color constante, como un buen tinte labial.

El lip blushing es un maquillaje semipermanente que tiñe los labios con una pistola de tatuaje cosmético (a baja potencia) y tintes de base acuosa. El resultado es similar al de los rellenos labiales, ya que tus labios parecerán más carnosos por el simple hecho de estar definidos y realzados con pigmentos, pero el lip blushing no cambiará realmente la forma ni la sensación de tus labios. En su lugar, sólo te dejará un color suave y sombreado que puede mejorar la simetría de tus labios, cubrir la pigmentación desigual o las cicatrices, y darte la ilusión de unos labios más grandes y con más volumen.

Normalmente dura entre dos y tres años y se aclara y desvanece gradualmente con el tiempo, hasta que los labios vuelven lentamente a su tono natural aunque, igual que ocurre con el microblading, si quieres mantenerlo puedes hacerte sesiones de repaso una vez al año

En cuanto al dolor, ya sabes que el umbral de dolor de cada persona es diferente, pero en general, la personas que ya lo han probado dicen que es como pequeños rasguños en la piel, así que nada insoportable ni aterrador.

Como con cualquier tatuaje, hay un proceso de curación posterior, y el aspecto de tus labios nada más salir del tratamiento no será el definitivo, y el color bajará entre un 30 y un 50% una vez que el labio esté completamente curado (suele tardar unas cuatro semanas), así que no te asustes si al principio lo ves más subido de tono de lo que esperabas. También es posible que te salga alguna pequeña costra la primera semana pero eso solo indica que la piel se está curando. Sin embargo, lo que sí es importante es mantener tus labios hidratados con un bálsamo labial en esas primeras semanas para ayudar en el proceso de curación.