D.R.

Lifting sin cirugía es posible

Con las técnica de 'ultherapy'.

Leticia Carrera | Woman.es

En tiempos donde casi todo parece inventado, catalogar de novedoso y revolucionario a un tratamiento estético es cada día más difícil. Sin embargo, si te hablamos de un lifting facial sin incisiones ni cirugía probablemente estemos más cerca de darle sentido a los adjetivos más grandilocuentes.
 
Para las que defendemos una belleza natural, donde cualquier intervención o retoque debería estar subordinado a respetar la expresión y personalidad de cada mujer, poder hablar de muy buenos resultados sin alterar la fisonomía de la que partimos es sin duda el objetivo a seguir. Y de eso es de lo que podemos presumir tras casi tres años de experiencia con este protocolo en nuestro centro. ULTHERAPY llegó a España con todos los avales posibles de la medicina estadounidense; con cuatro certificaciones de la Agencia Americana del Medicamento (FDA), empezamos a ofrecérselo a nuestras clientas sabiendo que era el secreto mejor guardado de celebridades de la talla de Jennifer Aniston o Kim Kardashian. Y hoy estamos más seguras que nunca de que tenemos entre manos lo más avanzado del mercado en tratamientos tensores y 'antiaging'.
 
La clave que da sentido al lifting sin cirugía es su capacidad de penetrar hasta 4.5 mm de profundidad, donde está el SMAS o la capa de la dermis donde se encuentran las fibras de colágeno y elastina. ULTHERAPY emplea energía ultrasónica microfocalizada para originar microlesiones internas que provocan la renovación del colágeno, sin producir rojeces ni alteraciones cutáneas. Con este tratamiento podemos elevar cejas y pómulos y redefinir el óvalo facial. No solo es eficaz en el rostro, sino muy especialmente con el doble mentón y la flacidez del cuello. Los mejores resultados llegan pasados unos meses: al segundo o tercer mes el aspecto es más joven, y a los 6 meses la renovación del colágeno es totalmente efectiva, alcanzándose los resultados más óptimos. Se realiza una única sesión al año, y permite la vida normal del paciente desde el mismo momento que sale del centro. 

Como tratamiento preventivo ya es muy útil a partir de los 35-40 años, y sin duda en Felicidad Carrera seguiremos apostando por técnicas que mejoren y respeten la belleza natural de cada persona.

 

// Outbrain