Por qué debes lavarte la cara con agua con gas. | gpointstudio / ISTOCK

Por qué debes lavarte la cara con agua con gas

¿Agua con gas para el rostro? Este es uno de los secretos de las coreanas. 

Aida Ortega | Woman.es

Lavarse la cara con agua con gas, el secreto de las coreanas para una piel resplandeciente. 

Ha sido ver este texto en Coveteur.com y mis ojos han hecho chiribitas, mi ritmo cardiaco ha aumentado y la emoción se ha apoderado de todo mi ser. Me pregunto cómo puede ser esto posible y cómo conseguiré convencerte de que no es una locura más, sino un paso imprescindible en la rutina de belleza. Resulta que este extraño experimento (por llamarlo de algún modo) forma parte de los sorprendentes trucos de las orientales para presumir de esa tez impecable, luminosa y sin imperfecciones. Y como ya hice con el método 'Jamsu', voy a compartirlo con toda la Humanidad. 

via GIPHY

Para las coreanas, limpiarse a conciencia cada día es una máxima. Y es aquí donde el agua con gas obtiene un papel fundamental, pues realizan una combinación de agua mineral con agua carbonatada para hacer inmersiones del rostro durante unos 15 segundos, simples brumas faciales, o bien impregnando un algodón. La finalidad de este truco es aprovechar al máximo los beneficios de ambos tipos de líquidos. Por un lado, el agua mineral ayuda a mantener fuertes las células entre las fibras de colágeno, mientras que la carbonatada limpia en profundidad los poros sin demasiada dureza. 

Muchas son las ventajas de este tipo de H2O, además de purificar, exfolia sin irritar y fomenta la oxigenación cutánea. También ayuda a regular la producción de grasa, lo que la convierte en apta para todos los tipos de pieles. Sin olvidar que es reafirmante, pues debido a su alto contenido en calcio, potencia la producción de colágeno. 

via GIPHY

Pese a que se trata de una técnica originaria de Japón, han sido las coreanas las que la han puesto en el objetivo de frikis de la belleza como una servidora. Y aunque parezca una locura, solo se trata de agua con gas, por lo que resulta bastante barato si te pica la curiosidad y quieres probarlo. 

¿Te atreves?