Alice Campello con hoyuelos de Venus. | @alicecampello / INSTAGRAM

¿Tienes hoyuelos de Venus? Te contamos por qué todo el mundo los quiere

No te preocupes si careces de ellos, puedes conseguirlos con un pequeño gesto. 

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Antes de nada, ponte en biquini frente a un espejo, gírate un poco (como si hicieras un Pataky) y fíjate. Si tienes dos pequeñas hendiduras casi donde la espalda pierde su nombre eres una de las afortunadas que tienen hoyuelos de Venus. Si no, busca una foto de la famosa estatua de la Venus de Milo por su parte trasera. Ahí los tienes. Porque sí, la diosa romana del amor, la belleza y la fertilidad presumía de estas fosas lumbares, que están consideradas un símbolo de buena salud así como erótico: el 45% de los hombres las ven sexys e, incluso, se dice que hacen más fácil llegar al orgasmo. 

Pero la culpable de que cada vez más mujeres –y algunos hombres- pidan a su cirujano estético este rasgo no es precisamente la divinidad. Bajo el hashtag #backdimples se acumulan más de 25.000 imágenes en Instagram. Y, claro, ¿quién no quiere presumir de un buen belfie con esos dos simpáticos (y atractivos) hoyuelos? Hailey Bieber, Izabel Goulart, Kendall Jenner, Kristen Stewart o Miranda Kerr son solo algunas de las celebrities que han dejado claro con sus posados de espaldas la fotogenia de estas hendiduras. El doctor Miguel Chamosa, miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (Secpre), reconoce que las redes sociales tienen que ver con la pasión por los hoyuelos de Venus, pero, añade, "siempre han gustado, son como la diéresis de los glúteos, la guinda". 

 El problema es que al encontrarse en una zona sin musculatura y ser un aspecto puramente genético no se pueden conseguir a golpe de gimnasio. Ni tampoco de dieta. Únicamente la cirugía estética tiene la respuesta. En la clínica del doctor Chamosa llevan años marcándolos como parte de las remodelaciones de glúteos. "Aunque sobre todo los realizamos al practicar la Lipectomía de la región lumbosacra o Rombo de Michaelis", explica Chamosa. Esta intervención de su autoría (desde 4.000 euros)  consiste en eliminar la grasa por liposucción en esa zona, entre la quinta vértebra lumbar y la rabadilla, y recrear una suave concavidad sobre el triángulo del tanga. "Eleva el trasero ópticamente, lo hace respingón", aclara el doctor, y añade: “Los hoyuelos son el toque de excelencia”. 

Pero ahora los hoyuelos de Venus también se pueden conseguir con un sencillo gesto quirúrgico (en la clínica del doctor Chamosa, desde 2.500 euros), al margen de operaciones mayores. Basta con introducir una cánula finísima desde el pliegue del glúteo y succionar un botón de grasa en donde iría el back dimple. Se trata de un procedimiento ambulatorio de una hora y precisa llevar una faja durante dos semanas, aunque los resultados son visibles de inmediato. 

Izabel Goulart con hoyuelos de Venus. | INSTAGRAM

 

Relacionados